Etimología de MARIPOSA

MARIPOSA

Mariposa, según el DRAE, es la unión del apócope de María y "posa" tercera persona del singular en presente de indicativo del verbo posar. A pesar de ser insectos y que éstos no se juntan mucho con el agua, los humanos tenemos el "nado de mariposa", las corbatas de mariposa y algunos humanos son "mariposones" (afeminados, maricas, travestís, etc.). Ya vimos que "papillón" es derivado francés de mariposa y "papálotl" es la mariposa en náhuatl (ver: pabellón), pero todavía no entiendo por qué a la mariposa la nombraron con el apócope de María y el derivado verbal.

- Gracias: Maximiliano Mena Pérez


Según el DCECH (Joan Corominas/José Antonio Pascual):

"Mariposa (documentado hacia 1400 en los Glosarios de Palacio, Escorial y Toledo, y después en los vocabularios de Alonso de Palencia y de Antonio de Nebrija), compuesto en el sentido de 'María, pósate', quizá procedente de una canción infantil, como las numerosas denominaciones de mariposas y otros insectos, compuestos con este nombre".

Parece que mariposa siempre ha sido el único nombre de los insectos lepidópteros en castellano, además de ser palabra exclusiva de este idioma, aunque hay una construcción similar en el nombre de la mariposa en sardo mariavolavola, 'María, vuela, vuela'. Curiosamente, los nombres de estos insectos en varios idiomas de Europa no son cognados entre sí, tienen formas muy diferentes y en la mayoría de los casos no están relacionados. Así tenemos el portugués borboleta (mariposa se ha usado en este idioma, pero es castellanismo; la voz castiza ha sido siempre borboleta), el francés papillon, el catalán voliaina (aunque la forma más usual es papallona, que sí es cognado del francés), el italiano farfalla, el alemán schmetterling, el danés sommerfugl, el neerlandés vlinder y el inglés butterfly, por poner solo unos ejemplos. Aún más curioso es el nombre que recibía la mariposa en griego antiguo: psyche.

- Gracias: Juan Carlos Moreno


María era un nombre tan común en España, que pasó a significar "chiquilla" y "sirvienta". De ahí esos derivados de mari-, que hacen ilusión a rasgos femeninos, como vemos en marica, maricón, marimacha, marión, marioso, mariposón, maricueca, etc.

Según Covarrubias, la mariposa se llama así porque se posa en la luz de la candela, pues es atraída a ella igual que un joven es atraído al resplandor de una mujer. Dice:

MARIPOSA, es un animalito que frecuenta entre los gusanitos alados, el más imbecil de todos los que puede haber. Este tiene la inclinación de entrarse por la luz de la candela, porfiando una vez y otra, hasta que finalmente se quema. Y por esa razón el griego le dio nombre de πυραύστης (pyraystes = pirausta). Verás a Erasmo en las Chiliadas, la expresión Pyraustae gaudium. Esto mismo les acomete a los mancebos livianos que no miran más que la luz y el resplandor de la mujer para aficionarse a ella; y cuando se han acercado demasiado se queman las alas y pierden la vida. Dícese mariposa, casi maliposa, porque se sienta mal en la luz de la candela donde se quema.

Es interesante ver esta definición y compararla con la de pololo, que se refiere a un insecto que rodea la fruta, igual que un joven rodea a su querida.

Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.