Etimología de APODAR

APODAR

El verbo apodar cuyo significado originario es el de estimar, calcular o tasar, y más tardíamente poner un mote o segundo nombre a alguien, se documenta en castellano en el s. XIII. Su derivado regresivo apodo aparece testimoniado en 1543 con el valor de cálculo, y en 1617 con el valor de mote o segundo nombre. En efecto la acción de apodar o el apodo suponen endosar a alguien un nombre o apelativo que no es caprichoso ni incoherente en significado como el nombre propio, sino que supone una previa estimación de los rasgos físicos, conductuales, de actividades, etc. del sujeto en cuestión, y con arreglo a esa apreciación se le da un apelativo.

El verbo apodar viene del latín apputāre o adputāre (asociar a algo o a alguien una estimación, valoración o denominación), verbo ya presente en las Notas Tironianas, formado por el prefijo ad- (asociación, dirección hacia, junto a) y el verbo putāre (calcular, estimar, y en origen podar, cortar seleccionando). De ahí putativo, computar, imputar, pero también podar. Suele asociarse este verbo latino a una raíz indoeuropea *peu- (cortar, golpear), aunque también hay quien lo asoció a *peu(Ə)- (limpiar, purificar).

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.