Etimología de ANONA

ANONA

La palabra anona se emplea para referirse a la denominación que se usaba antiguamente para la provisión de víveres. El vocablo viene del latín annona, que significaba producción del año o cosecha anual, y también designaba a una importantísima institución de la administración romana. En efecto ya en los últimos siglos de la República romana se había formado el imperio territorial y se manifestaron los problemas de abastecimiento de grandes concentraciones de población en muchas áreas, especialmente grandes ciudades cuya población se había disparado, y más que ninguna la ciudad de Roma. Los territorios no eran ya autosuficientes y se dependía del comercio a gran escala. Especialmente en la producción de trigo para un alimento tan básico como el pan, se dependía de las cosechas y de un buen reparto, y malas cosechas y problemas de comercialización a gran escala, así como la especulación con los precios de los grandes marchantes que podían acaparar producto en los años muy abundantes de trigo barato, para sacarlo al mercado a precios sobreelevados en años de carestía, podían ocasionar problemas de hambruna y graves desabastecimientos. Es por eso que se creó la annona o cura annonae, institución importantísima en toda la época imperial posterior que contaba con sus funcionarios propios en todas partes. Se ocupaba de organizar el transporte naval a todas partes del trigo, de su distribución, del control de precios y el evitar la especulación y de proporcionar a todos los ciudadanos trigo a un precio regulado y subvencionado, incluso del reparto de trigo gratuito a quienes no pudieran pagarlo. Es por eso que las gentes también llamaban annona a su ración anual de trigo, a precio bajo o incluso gratuito y subvencionado por el Estado.

Los romanos tomaron ese nombre de Annona, una vieja divinidad romana o entelequia que era la protectora de la cosecha del año, y cuyo nombre se forma con un sufijo agentivo -ona característico de este tipo de divinidades (como Bellona y Pomona, por ejemplo), sobre la palabra annus (año). Esta se forma con un sufijo -no sobre un radical que se asimila al sufijo, y que tenemos en osco y umbro representado por ak- (akno-) y en sánscrito at-. Se considera vinculado a una raíz indoeuropea *at-, probable variante alargada y relacionada con *ei-, que significa ir y siempre aparece vinculada al año como periodo de tiempo que se va. También de annus se deriva el nombre de la divinidad romana Anna Perenna, diosa del año considerada en su transcurso regular y en su retorno perpetuo, que también velaba por las actividades nutricias.

La palabra anona también puede referirse a un tipo de árbol de origen tropical, una variedad del cual es el llamado chirimoyo. En este caso se deriva de anón y es voz de origen caribe que no tiene nada que ver con el vocablo antes tratado.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.