**

Etimología de ACICATE

-
-

ACICATE

La palabra acicate es de origen árabe, sinónimo de la germánica espuela y del latino aguijón. Tres palabras con sendos orígenes en lenguas distintas para denominar la misma cosa están en una situación algo inestable, por lo que necesariamente hubo de producirse especializaciones semánticas.

Así pues, aguijón, que, como aguijada, viene del latín aculeus y éste de acus "aguja", solo mantiene el significado de "espuela" como 5ª acepción del DRAE, habiéndose especializado en botánica para las púas de las plantas (4ª acep.), en zoología para el órgano inoculador del veneno de arácnidos como los alacranes e insectos como las avispas, abejas, etc. (2ª), y así se llama el hierro de las aguijadas (1ª) y en sentido figurado significa un estímulo (3ª).

Espuela es la que se quedó con el nombre del instrumento con que se pica a la montura como acepción primera.

Y acicate quedó como una espuela más primitiva, sin roseta, que solo tenía púa y con un tope para que ésta no se hincase demasiado. Como ya esa espuela no se usa, el significado que predomina de acicate es el de "incentivo" (3ª acepción).

Con esto queda algo aclarado el campo semántico de acicate, pero su etimología se ha prestado a controversias porque en árabe la espuela no se dice con una palabra de la que pudiera derivar algo que sonara parecido a acicate, sino que sale de la raíz {hmz} y se dice همزة hamza, o مهمز mihmaz o مهماز mihmāz, que es lo más frecuente. ¿De dónde pues había salido este acicate del español? En portugués se dice también acicate y cicate y en catalán sicat y acicat, lo que lo confirma como un arabismo panhispánico.

En el siglo XIX se discutía si traerlo del árabe الشوكة aš-šawka "la espina" o de السكة as-sikka "la reja del arado". Nadie ponía en duda que fuera una palabra árabe pues se había definido en el DRAE desde el principio como un tipo de espuela arábiga que usaban los moros para montar a la jineta, de modo que el origen árabe lo tenía todo el mundo claro, el problema era su etimología. En 1884 la Academia decidió hacerlo venir del plural الشوكات aš-šawkāt "las espinas" dándole el sentido de "puntas, aguijones" y esta es la etimología que ha venido propugnando hasta la 21ª edición (1992), cambiándola en la 22ª edición (2001) con la incorporación de la propuesta que F. Corriente había hecho en 1997 de relacionarlo con la expresión andalusí مزيل السقاط muzīl as-siqāṭ "que quita el desfallecimiento" o رافع السقاط rāfiˁ as-siqāṭ "que eleva el abatimiento", expresión en perífrasis del efecto de acicatear a la montura. La segunda parte de esta expresión, que ya había adelantado en 1985 y figura en 1997 en su A Dictionary of Andalusi Arabic, Leiden: Brill, pág. 254, daría acicate por sí sola, pero cabe incluso la posibilidad de que se haya dicho *rafacicate y con los conocidos cambios de f por h y de r por l se hubiera convertido en *lahacicate que habría dado sin problemas *lacicate y el acicate.

- Gracias: Joaqu1n



Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.

Miembros Autorizados solamente:

 

 

A

B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
Ñ
O
P
Q
R
S
T
U
V
W
X
Y
Z

Estas son las últimas diez palabras (de 9771) añadidas al diccionario:
erupción   rostir   calostro   lentigo   establo   anzuelo   semblanza   indulto   conticinio   ornato  

Estas diez entradas han sido modificadas recientemente:
fatuo   estroboscopio   clorofila   peyorativo   indulgencia   doblegar   impunidad   chapapote   receso   Aristóteles  
Último cambio: Martes, Septiembre 30 14:27 MST 2014