Etimología de ARTEJO

ARTEJO

La palabra artejo viene del latín articulum, que a la vez se compone de artus, con el significado de 'miembro, pata o articulación' y el sufijo, en este caso diminutivo, culum o culus-a-um, como aparece en animálculo, opérculo y receptáculo; así que en este caso articulum, como diminutivo de artus, significa algo así como 'patita, pequeño miembro o diminuta parte de una totalidad articulada'. Existe una antigua e hipotética raíz indoeuropea, *ar- 'hacer, colocar o ajustar', a la que se vinculan una gran familia de palabras en latín y en español, entre ellas artus, de la que en este caso estamos tratando y que también dio lugar a arículo como figura gramatical y como término periodístico para referirse a la nota que es una 'parte o porción' articulada a una publicación. Así mismo, de esta misma raíz indoeuropea provienen las voces latinas ars o artis con el significado de 'arte o habilidad'. Así pues, artejo significa literalmente "pequeño miembro o minúscula porción de una totalidad articulada'. Conviene agregar que la misma antigua raíz *ar- se asocia a la voz griega arthrón, que se traduce como 'articulación o coyuntura de las porciones o partes que forman un miembro', de la que provienen artrópodo, artritis, artrología, artralgia, artrosis, etc. De manera que artejo es un término derivado directamente del latín.

En realidad, artejo tiene dos significados diferentes:

  • Nudillo o sitio donde se articulan las falanges que forman a los dedos de la mano y el pie, por eso se dice a veces: 'toqué la puerta con los nudillos de mi mano'.
  • Cada uno de los segmentos que integran los apéndices articulados (patas, antenas, piezas bucales, quelíceros, pedipalpos, etc.) de los artrópodos. De este modo, es común leer en los textos de biología afirmaciones como: las patas de los insectos están formadas por cinco 'artejos' articulados que son, coxa, trocánter, fémur, tibia y tarso; o las antenas de un insecto están formadas por tres segmentos, el basal o escapo, 'artejo' que se articula a la cabeza, el pedicelo o 'artejo' que une al escapo con el flagelo, y el flagelo, formado por una serie de 'artejos' antenales menores o flagelómeros.

Existen evidencias de que la palabra artejo en español (artej en inglés, portugués y francés) apareció hacia el año de 1250, para nombrar a los nudillos de las manos; es un semicultismo procedente del latín, adaptando el sufijo a la forma romance; uno de los miles de términos adoptados en la corte de Alfonso X de Castilla, el Sabio (1221-1284), así llamado por su amor al conocimiento y por rodearse de intelectuales de aquella época. Resulta además interesante mencionar el texto de Juan Valverde de Hamusco, llamado Historia de la Composición del Cuerpo Humano o Anatomía de Valverde, editado en Roma por el año de 1556, como una de las obras más antiguas donde se cita el vocablo artejo en las descripciones anatómicas de la mano del hombre.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rdgz.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.