Etimología de EL NIÑO

EL NIÑO

El Niño, más correctamente conocido como 'El Niño - Oscilación del Sur', ENSO por sus siglas en inglés (El Niño South Osscillation), es un fenómeno climatológico recurrente que tiene miles de años de existencia, y que consiste básicamente en un irregular flujo de aguas superficiales más cálidas de lo normal del Océano Pacífico, las que se dirigen en principio hacia y a lo largo de las costas de América del Sur, especialmente de Perú y Ecuador, y que evita la elevación de aguas profundas frías ricas en nutrientes, empobreciendo la producción pesquera, y provocando además alteraciones o disrupciones en los patrones del clima regionales y globales o planetarios. Por ejemplo, en la costa norte de Perú casi nunca llueve, pero con la llegada de El Niño se registran lluvias copiosas.

El Niño, procedente de ninno, ninnus, o sea, 'nene', 'chico', una voz onomatopéyica muy común en el lenguaje infantil y recibió este nombre de los pueblos dedicados a la pesca en la costa occidental sudamericana, concretamente los del puerto de Paita, Perú, debido a que sus efectos más intensos suelen darse en las fechas navideñas, temporada en la que se celebra el nacimiento del Niño Jesús. Se cuenta que fue el marino peruano Camilo Carrillo Martínez (1830-1901), quien reportó el fenómeno y así lo llamó hacia el año 1892, y para 1896 ya había pasado al inglés como El Niño. El fenómeno opuesto, cuando las aguas del Pacífico ecuatorial se enfrían por debajo del promedio térmico recibe el nombre de La Niña.

Estos cambios térmicos se deben a la llamada Oscilación (fluctuación) del Sur, o South Oscillation (SO) la cual provoca el fenómeno de El Niño cuando hay una disminución en la presión atmosférica en el Pacífico tropical del centro-este y un aumento en Darwin, Australia (latitud de unos 12,5⁰ sur) y en el área de Yakarta, Indonesia, propiciando el desplazamiento de aguas más cálidas en dirección oeste al este, que llegan a las costas occidentales de América del Sur, lo que ocurre en los veranos australes (entre diciembre y abril) a intervalos de entre 2 a 7 años desde hace muchos siglos.

En el caso de La Niña, las cosas se invierten, pues la presión atmosférica disminuye en el área de Darwin e Indonesia y aumenta hacia el este del Pacífico, provocando aguas más frías de lo habitual en las costas de Perú, Ecuador y parte de Chile. De cualquier forma, el fenómeno sucede prácticamente en el Pacífico ecuatorial, pero algo al sur del Ecuador, por eso el nombre de El Niño-Oscilación del Sur. Las oscilaciones térmicas pueden darse de entre 0,5-0,9 grados (El Niño, en su forma débil), incluso hasta 8 a 9 grados Celsius arriba de la media normal, provocando la llegada de El Niño muy fuerte, que trastoca el tiempo meteorológico a nivel mundial y afecta a miles de millones de personas, con sequías intensas, hambrunas, lluvias torrenciales, huracanes más devastadores, inundaciones, nevadas inusualmente intensa, etc.. Para este 2018 se pronostica la presencia de El Niño otra vez. A ver si aciertan los climatólogos.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rodríguez.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.