Etimología de PULSERA

PULSERA

La palabra pulsera la ha formado la lengua romance con el sufijo de relación -era (del latín -aria) sobre la palabra pulso, que al designar el latido intermitente de las arterias, acabó también usándose para referirse a una parte de la muñeca en que éste se nota especialmente. La palabra pulsera primitivamente designaba a una venda que se ponía en el pulso para sujetar emplastos y fármacos aplicados allí. Y es que, independientemente de que en determinados casos fuera necesario (por ejemplo para tratar una herida, contusión o torcedura de esa zona), popularmente esta zona tenía cierto carácter mágico por su aparente contacto directo con el corazón, y así desde antiguo era considerada zona preferente para aplicar remedios y para intensificar la acción de amuletos, etc. Casi hasta hoy podrán observar la existencia de curanderismos y supercherías mágicas basadas en timar a la gente vendiendo pulseras de supuesto efecto terapéutico.

Del primer valor de venda aplicada en la muñeca se deriva el sentido de joya o cualquier adorno que se lleva en la muñeca. Es un desarrollo de la lengua romance, en latín propiamente se llamaba armilla o con otros términos.

La palabra pulso procede del latín pulsus (empuje, latido), formada a partir del participio del verbo pellere (impulsar, poner en movimiento), del que también proceden palabras como pulsar, compeler, compulsar, impulsar, empujar, empellón, pujar, expeler, repeler, impelente, propelente, propulsión, etc. Procede de una raíz indoeuropea *pel-1 (impeler), que también produjo en latín:

  • El verbo polire (pulir, alisar), del que derivan pulir, interpolar, tripular y tripulación.
  • El verbo appellare (llamar, dirigir la palabra para poner en movimiento a otro), del que derivan apelar y apellido, y el verbo interpellare (interrumpir con una llamada), que conservamos como interpelar.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.