Etimología de PARISÍLABO

PARISÍLABO

El adjetivo parisílabo se aplica a dos o más palabras o dos o más versos que contienen el mismo número de sílabas. Pero es vocablo especialmente usado en la morfología del latín o el griego clásico, en que califica a toda palabra que muestra el mismo número de sílabas en todos los casos de su flexión, lo cual se aplica especialmente a vocablos de la tercera declinación. Esto lo sabemos gracias al enunciado con que nombramos la palabra, consistente en decir el nominativo y el genitivo singulares: si el genitivo singular tiene el mismo número de sílabas que el nominativo, esto indica que el nombre en cuestión es un parisílabo. Por ejemplo en latín, fames, famis (hambre), mare, maris (mar) o civis, civis (ciudadadano/a). Si por el contrario el genitivo muestra al menos una sílaba más, podemos asegurar que el vocablo es un imparisílabo, y que tiene un desigual número de sílabas en los casos de su declinación (en general una sílaba más en todos respecto al nominativo y vocativo singular), como sucede en miles, milĭtis (soldado), en homo, homĭnis (hombre), en actio, actionis (acción), etc.

Esto no es un simple detalle formal, sino que afecta a determinadas variaciones en la declinación de las palabras, aun cuando sean de la misma declinación. Los parisílabos suelen ser antiguos temas en -i, es decir, palabras cuya raíz terminaba en i, y eso hace que esa i aflore en determinados casos, mientras los imparisílabos, antiguos temas en consonante, carecerán de esa i temática. Por ejemplo, el nominativo plural de un neutro como mare, maris, es maria, mientras el nominativo plural de un neutro como flumen, flumĭnis (río) es simplemente flumĭna. Es decir, el hecho de que un vocablo sea parisílabo o imparisílabo se refleja en variaciones formales.

El vocablo parisílabo viene del latín parisyllabus, voz que aparece hacia fines del s. V d.C. en el gramático Prisciano (Institutiones Grammaticae, II, 230, 16), con la forma casual parisyllabis. Se trata de un compuesto de par, paris (igual, semejante), de donde par y pareja, adjetivo asociado a la raíz indoeuropea *per(Ə)-2 (asignar, otorgar), y de la raíz de syllăba (sílaba), un préstamo gramatical del griego συλλαβή ("syllabé", concepción, que agarra, reoge y retiene, agrupación de letras que forman un sonido), vinculada al verbo συλλαμβάνω ("syllambano", reunir, agarrar conjuntamente), compuesto de συν- ("syn-", conjuntamente, globalmente) y λαμβάνω (asir, agarrar, tomar), verbo vinculado a una raíz indoeuropea *(s)lagw- (agarrar, coger). De ahí palabras como lema, dilema, catalepsia, epilepsia, etc.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.