Etimología de MELLA

MELLA

La palabra mella que es cualquier rotura o hendidura en el borde de un arma o una herramienta, y también un menoscabo o merma en cualquier cosa, se considera un derivado regresivo del verbo mellar. La etimología aceptada para el verbo mellar es la procedencia de un verbo del latín vulgar *gemellāre, derivado de gemellus (gemelo, doble), diminutivo de gemĭnus (doble, gemelo, dividido en dos), que tanto pudo significar hender en dos, como indica Corominas, que igualar por desgaste un borde o superficie con dos niveles desiguales, de donde desgastar o mermar. Es habitual la caída de g inicial seguida de e átona, como en gemellicius que nos da mellizo.

Esta etimología es también la que recoge Meyer-Lübke, si bien a Corominas no le convence del todo y baraja otras inseguras posibilidades a partir de una supuesta raíz céltica *mell-. Pero la forma queda perfectamente explicada tanto desde el punto de vista fonético como semántico a partir de *gemellāre, testimoniado en latín como adjetivo derivado en neutro (gemellāris-e), pero no como forma verbal. Además a principios del s. XVI se testimonia en castellano una forma hemella equivalente de mella, indudablemente evolución de gemella con la huella de una aspiración por caída de esa g inicial.

La palabra latina gemĭnus se asocia a una raíz indoeuropea *yem- (unir, juntar, emparejar).

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.