**

Etimología de MEMBRILLO

-
-

MEMBRILLO

La palabra membrillo viene del latín melimelum y este del griego μελίμηλον (melimelon = manzana dulce), compuesta con:

  • Μέλι (meli = miel), como en Pamela. Esta voz viene se asocia con la raíz indoeuropea *melit que también estaría presente en la palabra miel.
  • Μηλον (melon = manzana).

En realidad el nombre melimelum sacado del griego μελίμηλον, no designaba en griego al membrillo sino a una variedad especialmente dulce de manzana. Los romanos parece que lo toman para designar al membrillo porque este se consumía habitualmente en la gastronomía romana, ya fuera crudo, cocido o asado, aderezado con miel, ya que es mucho más áspero y ácido que la manzana, así en latín melimelum más bien designa al fruto mielado, preparado para consumir, y este vocablo se pone de moda, como nos atestigua Varrón, en el s. I a. C. (De agricultura, I, 59), pues los romanos llamaban antes al fruto musteum o cotoneum y también malum strutheum, cotoneum, Scantianum, Scaudianum y orbiculatum. Después Plinio nos aclara que Scantianum, Scaudianum son nombres de variedades de membrillo así denominadas y también Appianas por ser introducidas esas variedades en el s. IV a.C. por Appio Claudio y ser llamadas así por la gens Claudia.

Los romanos extendieron por todo el occidente el cultivo del membrillo y diversos autores nos explican largamente el aroma de sus frutos y su larga conservación de diversos modos, que además ellos preparan en conservas varias, muchas veces cocidos o sumergidos en sapa (vino cocido hasta alcanzar la mitad de su volumen). Apicio nos proporciona recetas para conservarlo con miel. El árbol se llamaba genéricamente malus cotonea, y se usaba mucho como pie para injertar en él otras especies frutícolas, como el melocotón (propiamente llamado persicum), por eso de malum cotoneum viene en castellano el nombre del melocotón. Aparte de eso cotoneum también proporciona el nombre usual del membrillo en catalán codony, en francés coing, en italiano mela cotogna y en rumano gutui, mientras el portugués marmelo depende como el castellano de la forma melimelum. En castellano el dulce de membrillo se llama también codoñate.

La forma latina cotoneum o cotonea es según algunos una deformación del griego κυδώνιος, "cydonio", de Cydón, una ciudad de Creta, que es como llamaban ellos al árbol, pero parece que esto en griego es una deformación producto de la etimología popular, ya que las formas más antiguas, con diversos vocalismos (como κοδύμαλον o κοδώνεα) hacen pensar en una forma radical kod-/kot-) que probablemente es un préstamo de una lengua previa mediterránea, que se efectuó tanto en griego como en latín, y por tanto las formas latinas no dependerían de la griega, sino que en ambas lenguas, latín y griego, ha penetrado un vocablo del fondo léxico anterior.

- Gracias: Helena



Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.

Miembros Autorizados solamente:

 

 

A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M

N
Ñ
O
P
Q
R
S
T
U
V
W
X
Y
Z

Estas son las últimas diez palabras (de 9475) añadidas al diccionario:
capullo   cincel   aurresku   postrimería   hirsutismo   perpetrar   ictus   arrabio   pálido   panza  

Estas diez entradas han sido modificadas recientemente:
teocrático   desvainar   cara   candidato   zamarra   plecóptero   himenóptero   neuróptero   efemeróptero   díptero  
Último cambio: Miércoles, Julio 23 07:55 MST 2014