Etimología de ANUPTAFOBIA

ANUPTAFOBIA

La palabra anuptafobia designa al temor morboso o irracional (fobia) a permanecer en la soltería, es decir, a vivir sin una pareja sentimental estable.

Se trata de un término híbrido, formado por: el prefijo griego a- (con el significado de "negación, carencia", como en anormal, 'que no es normal'; asexual, 'donde no interviene el sexo'; ateo, 'sin dios'; abiótico, 'no relacionado con la vida'; amorfo, 'sin forma definida, etc.), más el adjetivo latino nuptialis (lo concerniente o relacionado con una boda, que en latín se dice nuptiae, de donde se deriva nupcias, cuya raíz es nub-, relacionada con la palabra nubes, que además del significado 'nube, tristeza, calamidad, enjambre, multitud', también significa 'velo transparente', sobre todo, el de las novias, y el vocablo griego Φóβoς = phobos (huída, odio, miedo), relacionado con la raíz indoeuropea *bhegᵂ- (huir). De manera que anuptafobia se traduce textualmente como "temor morboso o exagerado (phobos) a no (a-) casarse (nuptialis, nuptiae). Pero si eliminamos el prefijo de carencia o negación a-, entonces nos queda nuptafobia, que podría interpretarse como "fobia a casarse o a perder la soltería", que a lo mejor es algo más frecuente.

A propósito del término phobos (terror, pánico, huida, miedo), resulta interesante mencionar que en la mitología griega, el vocablo inspiró la creación de dos personajes que eran hermanos gemelos, hijos de Ares y Afrodita: Φόβος = Phobos, Phobus (terror, miedo, fuga, huida) y Δειμος = Deimos, Deimus, (aprensión, terror, miedo) quienes acompañaban a su padre (Ares) en batallas, conduciendo su carruaje y diseminando terror a su paso. Como hijos de Afrodita, la diosa del amor, los gemelos también representaron el miedo a perderlo (al amor). En el arte clásico, los dos fueron representados como jóvenes, y a Phobos (en latín, Metus) con frecuencia se lo representaba con el rostro de león. Tanto a Deimos como a Phobos se les menciona en obras de escritores antiguos como Homero, Hesíodo, Plutarco, Ovidio, Virgilio, Séneca y otros.

Fuentes:

Theoi Greek Mytology. On line. Deimos & Phobos. Consultado el 5 de julio de 2015.

Villalobos Díaz Fernanda. 19 de agosto de 2014. Anuptafobia, la adicción al amor o el miedo a la soltería. El Mercurio. Santiago de Chile.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rodríguez.


Me parece interesante señalar que en la acuñación de tan pintoresco término híbrido como "anuptafobia" late una evidente consideración sexista o machista de la relación del individuo con respecto al matrimonio, haya acuñado el término un hombre o una mujer. La palabra no se deriva de nuptiae (boda) ni de nuptialis, sino de nupta (casada), participio del verbo nubĕre (casarse una mujer, ponerse el velo para un varón, derivado de nubes, que es el velo de la mujer en la boda). Es testimonio de ello la a compositiva que deriva del uso de ese participio, y que debiera ser -i- (en compuestos latinos), o bien -o- en compuestos griegos. De modo que la palabra lo que significaría en todo caso es "terror irracional a permanecer no casada" (necesariamente en femenino), aunque por su forma en realidad lo que nos está diciendo es "temor irracional a la no casada" (es decir, miedo a las solteras). Esto es así además por necesidad, ya que nupta sólo se aplica en latín a las mujeres, no se puede decir nuptus para un varón, lo mismo que nubĕre en latín sólo se emplea para casarse una mujer, nunca puede emplearse para un varón (casarse un varón se dice uxorem ducĕre ). Y eso implica que según la constitución de la palabra, la llamada "anuptafobia" sólo pueden sufrirla las mujeres.

Si bien es cierto que la sociedad tradicional destinaba a la mujer casi exclusivamente al matrimonio y que por tanto las mujeres acababan asumiendo que el no ser capaces de lograr el matrimonio suponía un fracaso en la vida, y las burlas incluso a las llamadas solteronas o que se quedaban "para vestir santos" hacía que en muchas mujeres la obsesión principal fuera "pescar novio", y que la mentalidad machista conformara la idea de que es la mujer la que tiene obsesión por casarse y el hombre es "el pescado", aquel al que le gusta vivir libre, etc., me parece que ya es hora de dejar de lado estos estereotipos. La incorporación de la mujer a la vida activa, profesional, a todos los campos del estudio, etc. hacen que las mujeres tengan los mismos intereses ante la vida que los hombres, y que su interés por el matrimonio sólo sea un aspecto más de su vida como puede serlo para un varón. En cambio un término acuñado como "anuptafobia" consagra y estereotipa que esta fobia es propia de la mujer, lo cual es más grave si cabe porque este término ni siquiera es antiguo (si lo fuera podríamos pensar en sexismos de épocas pasadas), sino que está recién acuñado. Yo no lo admitiría y más bien lo desterraría para siempre, porque además compositivamente es una barbaridad como la copa de un pino. En latín el no casado de cualquier sexo se dice caelebs, caelibis, de donde célibe, y no casado en griego se dice ἄγαμος, con lo cual un compuesto correcto podría ser agamofobia, que sería además el contrario de gamofobia, ya acuñado, que es "terror al matrimonio", aunque podría entenderse como falta de miedo al matrimonio. En resumen, una auténtica barbaridad se mire por donde se mire ese pretendido vocablo "anuptafobia". Generalmente además en lenguaje científico no puede ponerse un prefijo negativo griego a- a un elemento léxico compositivo latino, máxime existiendo como existe en latín el término correcto innupta (no casada), con lo que este supuesto vocablo no hace más que manifestar la total ignorancia lingüística de quien pretendió acuñarlo.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.