Etimología de ACETILSALICÍLICO

ACETILSALICÍLICO

La palabra acetilsalicílico o ácido acetilsalicílico designa a un producto muy habitual. Es el componente de la conocida aspirina. Su nombre es un compuesto latino de acetum (vinagre), el sufijo latino -il que en la química se ha especializado para expresar radicales como elementos de combinación, la palabra salix, salicis (sauce), y el sufijo de pertenencia -ico.

En efecto, desde la más remota antigüedad resultaba conocido el efecto analgésico y antipirético de los cocimientos y extractos de corteza de sauce blanco. Distintos químicos se esforzaron en obtener para farmacología el producto activo, una sal llamada, por su procedencia del sauce, salicilato. Pero parece que fue el químico alemán Hoffman quien consiguió aislar el producto en su forma más pura a fines del s. XIX para los laboratorios Bayer, firma que lo comercializó con el nombre comercial de aspirina. Consiguió hacerlo con anhídrido acético, un producto derivado del ácido acético (ácido característico del vinagre). De ahí el nombre del compuesto final, acetilsalicílico, que permite una dosificación exacta del producto activo, que ya empleaba la farmacopea romana y griega, y cuyas propiedades parece que ya conocieron los egipcios. Se sabe también que aparte del sauce, otras plantas sirven de materia prima para obtener el producto activo.

Pese a ciertas contraindicaciones, hoy se sabe también que el fármaco, por ser anticoagulante, previene los accidentes isquémicos y vasculares.

Pedanio Dioscórides, médico nacido en Cilicia que vivió en el s. I d.C. y fue médico del ejército romano, conocido como botánico y buen farmacólogo, transcribe también al griego la palabra salix. Pero el sauce, árbol que tuvo otros nombres, ya parece que fue conocido por sus propiedades en los tratados hipocráticos, especialmente como analgésico. La obra de Dioscórides fue traducida al árabe muy tempranamente. Al margen de que la tradición medieval prolonga el uso de multitud de hierbas y productos vegetales en la medicina popular y la de los monasterios y abadías, son los árabes, que además recogen perfectamente toda la tradición clásica (especialmente de Galeno y Dioscórides), egipcia y oriental al respecto, los que desarrollan extraordinariamente la medicina y de manera especial la farmacología, ampliando no sólo el uso de remedios vegetales, sino también en gran medida el uso de remedios minerales, todo ello favorecido por el desarrollo de la alquimia. Algunos grandes centros y figuras notorias se dieron en la cultura andalusí. Ellos, por supuesto, también conocieron bien las propiedades del sauce.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.