Etimología de PLUTÓN

PLUTÓN

La palabra Plutón es el nombre de un planeta enano, que hasta agosto de 2006, fue considerado como el planeta número nueve o el más alejado del Sol.

Para 1930, año del descubrimiento de Plutón, sólo se habían registrado dos planetas con la ayuda del telescopio: Urano, en 1781 y Neptuno en 1846. Sin embargo, hacia los inicios del siglo XX, el astrónomo estadounidense Percival Lowell (1855-1916), ya había sugerido la posibilidad de la existencia de un planeta desconocido más allá de la órbita de Neptuno.

El descubrimiento de Plutón se hizo en 1930 en un observatorio astronómico llamado Lowell (en honor a Percival), localizado en Flagstaf, Arizona, por un joven astrónomo veinteañero de los Estados Unidos, llamado Clyde W. Tombaugh (1906-1997). La historia consistió en los siguientes hechos:

Una tarde del 18 de febrero de 1930, Tombaugh, mientras analizaba los datos de un estereocomparador, de pronto, al estar observando imágenes fotográficas con algunos días de diferencia, captadas un mes antes, descubrió un diminuto punto luminoso que no se mantenía con la quietud que muestran las estrellas y alternándo las tomas vió que dicho objeto brincaba hacia afuera y adentro de su posición inicial, lo que lo llevó a concluir que se trataba de un pequeño y lejano planeta, al que de momento bautizó com Planeta X, comprobando la veracidad de la sospecha de Lowell.

En menos de un mes, concretamente, el 13 de marzo siguiente, el observatorio hizo público el hallazgo de Tombaugh, planteando la necesidad de encontrar un nombre para ese nuevo planeta. Y una niña británica, a la sazón de 11 años, Venetia (Valentina) Burney (1918-2009), propuso, quizás de manera más o menos casual el nombre Pluto, en inglés, por Ploutōn, en griego, también llamado Hades (significa literalmente en griego, 'el que no se puede ver', pues su dominio era el mundo subterráneo) y en latín Plūtō, en alusión al dios romano del inframundo, la muerte y la oscuridad, pero también de la riqueza, pues el mundo subterráneo guardaba grandes tesoros. Dicho nombre iba en consonancia o era apropiado para un planeta tan distante, en la lejana oscuridad de la periferia de nustro sistema solar. Además, las dos primeras letras del nombre recién propuesto eran P y L, justo las iniciales de Percival Lowell, quien originalmente menionó su posible existencia. De manera que el 1 de mayo de ese mismo año (1930), el observatorio Lowell aceptó el nombre Pluto (Plutón en español), para el noveno planeta de nuestro Sistema Solar.

Pero con el paso del tiempo, resultó que la masa calculada de Plutón por Tombaugh, era realmente cada vez menor, en la medida que las investigaciones avanzaban, hasta que se precisó a tal grado su pequeñez, que en agosto de 2006, la Unión Astronómica Internacional decidió cambiar a Plutón la categoría de planeta a la de planeta enano, por no reunir además con otras características necesarias como para considerarse astronómicamente un planeta. Así que ya sólo existen ocho (Mercurio, Venus, Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno).

Lecturas sugeridas:

  • Drake Nadia. Julio 2015. Plutón, por fin. National Geographic en Español.
  • Encyclopaedia Britannica On line. Dwarf planet, Planet. Consultado el 22 de noviembre de2015.
  • Edith Hamilton. 2013. Mithology. USA.
  • Johns Hopkins Applied Physics Laboratory. Feb 3, 2006. Happy Birthday, Clyde Tombaugh.
  • Levy H. David. 1994. A Guide to Skywatching. USA.
- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rodríguez.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.