Etimología de TALAR

TALAR

Hay dos talares. El primero viene del latín talaris (referente al talón). Este talar significa "que llega hasta los talones", como ciertos trajes y las alas de Mercurio. El segundo talar viene del alemán antiguo zalon que significaba robar y arrebatar. Este otro talar significa quitar, arrancar, podar y arrasar campos y edificios. Parece que hay una confluencia de estos, de donde sacamos las semántica de cortar arboles muy bajo, hasta los talones.

El verbo talar parece que procede del latín taliare o taleare (ambas formas conviven), con la idea originaria de reducir una madera a estacas o de eliminar ramas o brotes superfluos de un árbol, pues es un derivado del vocablo latino talea (vulgarmente, también talia), que significa estaca y también brote o rama de un árbol. A partir de este término el latín tardío dio diversos derivados como taliare (bien atestiguado en el s. VI), intertaliare (talar árboles aclarando el bosque o la plantación) o taliatura ("talladura", tallado, pero también tala de árboles), estos dos últimos vocablos bien atestiguados en el s. IV. De este taliare proceden nuestros verbos tallar y tajar, así como seguramente talar, y no acaba de entenderse cómo el DRAE da este origen para tallar y tajar, pero no para talar, al que considera un probable derivado del germánico, cuando está bien atestiguado en el latín tardío que para la idea de talar árboles se empleaba este mismo verbo latino o sus posibles prefijados.

En concreto y por ejemplo, en Gromatici Veteres, 360, 17 puede verse el vocablo taliatura no con el significado de "talladura" o ranura, que también tiene, sino con el de tala de árboles. Y en 360, 18 aparece el participio del taliare, con el claro significado de talar, en la expresión mons taliatus (ahí monte talado, y no monte tallado, pues también significa simplemente cortado, tallado o dividido, y es el mismo vocablo). Gromatici Veteres es un corpus de escritos técnicos, principalmente de agrimensores, muchos de ellos anónimos, y bastantes de considerable antigüedad, compilado entre finales del s. IV y el s. V d.C.

Ya durante la Edad Media seguimos encontrando en latín el verbo taleare o taliare con el valor de talar, como por ejemplo:

Si quis nemus alicuius sine licentia comburat, vel taliet, persolvat omne grossum lignum cum 5 solidis (Charta ann. 1004 apud Murator. Antic. Estensi, 184): "Si alguien quema o tala sin permiso el bosquecillo de alguno, pague todo tronco grueso con 5 sueldos".

Ut nullus quilibet homo ipsam silvam taliare vel capellare audeat (Actae S. Francae, 32, 3): "Para que ningún hombre cualquiera se atreva a talar o arrancar de raíz el propio bosque".

Y ya en un latín prerrenacentista encontramos que Petrus Azarius dice:

Ruscando arbores infinitas et taleando vineas fecerunt vasta apud Castrum Montis (De bello Canepiciano apud Murator, 16): "Arrancando infinitos árboles y talando viñas hicieron devastaciones junto a Castro del Monte.

Obviamente también hay otro verbo talare introducido en el latín tardío y medieval, casi con toda seguridad procedente del talon o zalon germánico (robar, saquear, rapiñar), pero este talare se usa con el significado de asolar y devastar y no exactamente talar, aunque claro está, es posible una contaminación de ambos. De hecho el Glossarium mediae et infimae latinitatis de Du Cange, testimonia que a partir de la Guerra con los Albigenses (s. XIII), este talare empieza a ser usado como sinónimo del latino correcto taliare, tanto para cortar árboles como otras cosas, sobre todo por la influencia de su derivado romance francés tailler. Como mucho pues, creo que deberíamos hablar de una confluencia de ambos verbos.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.