Etimología de TALABARTE

TALABARTE

La palabra talabarte designa a la correa, cincha, cinturón o pretina de cuero que lleva pendientes los tiros de los que se cuelga la espada o el sable. Es pieza muy antigua y común entre guerreros y soldados antiguos. A veces era un cinturón con tiras y otras veces una tira cerrada de cuero que colgaba cruzada en el torso desde un hombro a la cintura y en la antigüedad eran piezas recamadas que a veces entre los reyes y grandes guerreros podían llevar muy caros adornos metálicos o incrustaciones. Es famoso el talabarte de Palante, el gran amigo y compañero del héroe Eneas, que al final de la Eneida Eneas reconoce en su cruel rival Turno, descubriendo así que ha sido Turno el que mató a Palante, y que provoca que una vez vencido Turno, Eneas no le perdone la vida (Virgilio, Eneida, final del libro XII).

Esta pieza en latín se llamaba casi siempre cingŭlum, pero sus derivados cíngulo o cincho han quedado para denominar preferentemente cinturones de otros tipos. La palabra talabarte nos llega a principios del s. XV del occitano talabart, a través de las novelas de caballería, pero con una alteración de su significado, quizá por confusión. En occitano talabart designaba a un pavés o escudo grande que cubría todo el cuerpo, y esta palabra, que más antiguamente presenta las variantes tallevas, taulache, talauche y taloche, y que se corresponde con el francés antiguo talevart, sería simplemente un préstamo del italiano tavolaccio (escudo grande y largo revestido de cuero).

Esta palabra es un derivado con sufijo -accio del italiano tavola (tabla, mesa), voz que procede del latín tabŭla (tabla o plancha, especialmente las usadas para escribir, a veces llamadas también tabellae, panel, cuadro pintado sobre tabla de madera, tabla de juego, incluso en la lengua agrícola, cuadrilátero de terreno con un solo sembrado). Esta palabra latina dio lugar a nuestro vocablo tabla y al nombre de la mesa en muchas lenguas romances (catalán taula, francés table, etc.). El vocablo latino no tiene paralelos en ninguna lengua indoeuropea (salvo quizá alguna forma dialectal itálica como tafula) y allá donde existe es que se prestó a partir del latín, porque se ha prestado a montones de lenguas. Incluso las palabras tabŭla y tabella fueron prestadas al griego desde el latín con las formas τάβλα y ταβέλλα.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.