Etimología de PIRULÍ

PIRULÍ

La palabra pirulí designa a un caramelo antiguo y tradicional de forma cónica muy apuntada con un palito inserto que le sirve de mango. Apenas yo he conocido esto, pues en mi niñez se daban otros variantes del caramelo con palito como el chupa-chup (en forma de bola y con palito de mango) o la piruleta (de forma redondeada y aplanada con su mango). Pero mis abuelos contaban que en el Madrid de antes de la guerra y en su niñez, recorría las calles el vendedor de chucherías que pregonaba el pirulí diciendo: "Pirulí de la Habana, que se come sin ganas". Y decían que se le llamaba "pirulí de La Habana" porque se elaboraba con azúcar de caña (cubana sin duda) y esencias aromáticas de frutas.

La palabra pirulí es una derivación popular de pirulo, otra designación de la perinola, pirinola o pirindola, variante de peonza que se impulsa con los dedos para que baile y que es antiquísimo juguete infantil. Parece que hay una relación por la forma entre el caramelo y la peonza o perinola. La RAE no se decanta con pirulo, que Corominas mete en la misma familia léxica que perinola, pero sí lo hace con perinola, atribuyendo su forma a "la onomatopeya pirn del giro". Esa onomatopeya en Corominas sería más bien "pirl", pero si es preciso la cambiamos a pirn y ya está, total, todo es echarle imaginación. No sé si ustedes oyen pirn o pirl cuando una cosa gira, yo la verdad, tengo mis serias dudas. Pero Corominas establece toda una familia léxica onomatopéyica en torno al verbo brillar, de origen italiano, de brillare que sería en sus orígenes moverse vivamente y dar vueltas, familia en la que estarían variantes del norte de Italia para peonza, como pirlo y birlo, y pirlà, del mismo origen que perinola y pirulo.

Personalmente considero que hay aquí un fenomenal embrollo que se ha armado el bueno de Corominas. Por lo pronto Pianigiani parece testimoniar claramente que hay en italiano dos verbos brillare diferentes aunque homófonos. Uno significa resplanceder, brillar con brillo intenso, y viene de un reconstruido *berillare, a partir del latín beryllus o berillus. Beryllus, con grafía también berillus, designa en la antigüedad a la piedra preciosa más brillante, entre otras la aguamarina, y tanto es así que en latín medieval pasa a designar a los espejos y su gran capacidad de reflejar la luz, pero ese verbo no nos interesa aquí. El otro es probablemente una variante sonorizada de prillare, un dialectalismo italiano del norte de probable origen tirolés, pero remotamente latino sin duda, que significa girar y tiene que ver con prillo y birlo (peonza, giro).

¿Y de dónde vienen formas como pirlo y birlo, esta última existente también en castellano que se refiere a los bolos de jugar, a un tornillo sin cabeza (algo giratorio), etc. Pues del bajo latín pirŭlus (perita, cualquier cosa en forma de perita) que seguramente por su forma pudo denominar a las peonzas de los niños, juguete cuya existencia tenemos testimoniada entre los romanos y que siempre tuvo forma de perita, del que una forma pirŭla, testimoniada por primera vez en Isidoro de Sevilla designa a la punta de la nariz que mirada de frente es algo piriforme. Son estas voces en efecto diminutivos latinos de pirum (pera), fruto del pirus (peral), palabras muy antiguas que dependen de un préstamo del fondo léxico previo mediterráneo.

Ahí, por síncopa, tenemos nuestra raíz pirl- que con metátesis está en prillare (que sería en origen "peoncear", girar como una peonza, que con sufijaciones o anaptixis tendríamos en formas como perinola o pirulo, más que tener que inventar o imaginar poco creíbles onomatopeyas.

Es decir que en el fondo, pirulí, sería algo similar a una "perita" de caramelo.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.