Etimología de MÉNADE

MÉNADE

La palabra ménade designaba en los antiguos rituales griegos dionisíacos o báquicos a cada una de las mujeres del séquito de Dioniso que, vestidas con pieles de animal (corzo generalmente), a la luz de las antorchas y de noche, en montes y bosques practicaban el ritual de la danza orgiástica que les hacía entrar en un trance de frenesí e ingerían carne cruda de alguna alimaña del bosque sacrificada al dios, en una especie de comunión que representaba al dios, como recuerdo del episodio en que Dioniso niño es sacrificado por los gigantes y devorado, origen de la redención y resurrección de los humanos, ya que estos poseen la chispa de divinidad del dios, al haber nacido la raza humana de las cenizas de los gigantes castigados y fulminados por el rayo de Zeus. Se les llamaba ménades o bacantes. Modernamente emplemos ménade o la expresión ponerse como una ménade, para referirnos a una mujer furiosa y frenética.

La palabra nos llega del latín maenas, maenădis, donde es préstamo del griego μαινάς, μαινάδος, ya que estos cultos son de origen griego. El vocablo griego designaba a tales mujeres practicantes del ritual, pero en origen significa "enloquecida o furiosa", ya que es una formación con sufijo adjetivo -as/-ados sobre el verbo μαίνω ("maino", volverse loco, ponerse furioso) y en relación con la palabra μανία ("manía", locura) de donde también manía, maníaco y manicomio.

Estas palabras se vinculan a una raíz indoeuropea *men-1, que expresa estados de la mente y el pensamiento. El griego presenta esta raíz en grado cero también en el verbo reduplicado μιμνῄσκειν ("mimneskein"), que significa recordar y con cuya raíz se relacionan las palabras de origen griego amnesia, amnistía y mnemotecnia. En latín una gran abundancia de palabras se asocian a esta raíz indoeuropea. En grado e la tenemos en:

  • Mens,mentis, que da mente, demente, vehemente, mentecato y todos los adverbios acabados en -mente, como por ejemplo violentamente (del latín violenta mente, "con mente violenta").
  • El verbo reduplicado meminisse (recordar) de donde viene el latinismo memento (acuérdate, acordaos), que se refiere a ciertas partes de la liturgia de una misa cristiana, cuando esta se dedica a los difuntos.
  • El verbo comminisci (imaginar, tramar) que nos da comentar, y el verbo reminisci(recordar) que nos da reminiscencia.
  • La palabra mentio,mentionis (mención, recordatorio), de donde mención y mencionar.

En grado o la presenta el latín en:

  • El verbo monere (hacer pensar, advertir, aconsejar) y sus compuestos latinos, que nos dan amonestar, admonición, moneda y monumento.
  • El verbo monstrare (hacer entender, hacer ver, señalar) de donde mostrar, demostrar y monstruo.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.