Etimología de EPILEPSIA

EPILEPSIA

La palabra epilepsia según el DRAE viene del latin epilepsĭa, y este del griego ἐπιληψία (epilēpsia). Esta palabra procede del verbo ἐπιλαμβάνω (epilambano), yo cojo, además, yo ataco, yo intercepto.

El verbo ἐπιλαμβάνω a su vez viene del prefijo ἐπι- (epi-), sobre y el verbo λαμβάνω (lambano), yo cojo, o sea ´´ataque súbito que sobrecoge´´.

Encontramos la palabra ἐπιληψία en las obras del médico griego Hipócrates (siglo V a.C.).

´´En el otoño dominan, además de algunas enfermedades propias del estío, las fiebres cuartanas y erráticas, los infartos del hígado, del bazo, hidropesías, tisis, estrangurias, lienterias, disenterías, ciáticas, anginas, asmas, vólvulos, epilepsias (en texto griego ἐπιληψίαι), insanías y melancolías´´. Dice en sus ´´Aforismos´´.

El epiléptico durante sus crisis pierde a veces el control de sus músculos realizando violentos movimientos espasmódicos. Es fácil pensar que durante esos ataques el epiléptico está dominado por algún demonio o espíritu y por ello la epilepsia era ´´ la enfermedad sagrada´´.

Hipócrates en su libro ''Sobre la enfermedad sagrada'' rechazó todo tipo de supersticiones y explicaciones religiosas relacionadas con esta enfermedad.

Según Hipócrates:

''Acerca de la enfermedad que llaman sagrada sucede lo siguiente. En nada me parece que sea algo más divino ni más sagrado que las otras, sino que tiene su naturaleza propia como las demás enfermedades, y de ahí se origina. Pero su fundamento y causa natural lo consideraron los hombres como una cosa divina por su inexperiencia y su asombro, ya que en nada se asemeja a las demás. Pero si por su incapacidad de comprenderla le conservan ese carácter divino, por la banalidad del método de curación con el que la tratan vienen a negarlo. Porque la tratan por medio de purificaciones y conjuros''.

Todo su libro es una defensa del racionalismo. Hipócrates arremete contra la explicación religiosa de la epilepsia o de cualquier otra enfermedad. Hipócrates creía que todas las enfermedades eran sagradas (porque todas proceden de la naturaleza) y ninguna enfermedad es sagrada, pues a todas hay que buscarles causas y explicaciones naturales.

Como dijera Erwin Schrödinger (en su obra ''La Naturaleza y los griegos''):

'' [Los griegos] vieron el mundo como un mecanismo complejo que actuaba de acuerdo con leyes innatas y eternas y estimaron interesante conocer estas leyes. Tal es, por supuesto, la actitud fundamental de la Ciencia hasta hoy, pero hasta tal punto se ha tornado para nosotros este principio en carne de nuestra carne, que hemos olvidado que alguien hubo de descubrirlo, hacer de él un programa y en él embarcarse'' 1.

Con Hipócrates el antiguo oficio curanderil se convirtió en una técnica, basada en el conocimiento racional de la realidad, en contraposición a los magos y sacerdotes.

Nota:

Creo que, aunque esta entrada no se refiere a los santuarios de Asclepio (o de Anfiarao), tengo que escribir unas pocas palabras sobre ellos asi que los visitantes y los miembros puedan entender precisamente la ultima frase del comentario de Helena.

Los santuarios de Asclepio fundados en lugares (como Epidauro) que se distinguen por su clima sano y sus fuentes de aguas medicinales eran a la vez centros religiosos y terapéuticos y ofrecían a los pacientes no solo tratamiento medico sino también solaz, algo que era considerado parte fundamental de la terapia. Los enfermos se bañaban en fuentes minerales y practicaban deportes y ejercicios. Además la higiene y la dieta se consideraban elementos básicos para la cura. En realidad los templos curativos (Asclepeion y Anfiarao) fueron balnearios de cuerpo y espíritu. (¿los precursores de los modernos SPA?).

El paciente por fin, pasaba una o más noches en el pabellón de Abaton, donde, mediante un sueño, esperaba que Asclepio viniese por lo menos a darle las instrucciones que le permitirían recuperar la salud. El sueño era relatado al sacerdote para interpretarlo y aplicar el tratamiento adecuado al paciente.

Sobre los ´´sueños curativos´´ en los santuarios de Asclepio es muy interesante el libro ´´The Practice of Dream Healing: Bringing Ancient Greek Mysteries into Modern Medicine´´ por Edward Tick y el capítulo ''A therapeutic use of dreams'' del libro '' The interpretation of dreams'' por Sigmund Freud (ambos en inglés).

Fuentes:

  1. José Luis González Recio (Profesor Titular de la Universidad Complutense de Madrid), ''Grecia y las ciencias''.

- Gracias: PAGOT


Es bien cierto que la palabra epilepsia es griega, que tiene la etimología dada, y que ya Hipócrates la emplea. Pero esa palabra designaba en griego clásico simplemente un ataque convulsivo, es decir, un síntoma (que puede deberse a epilepsia o no), y no la enfermedad que conocemos hoy como epilepsia con toda su etiología, génesis y rasgos clínicos. También Galeno, al igual que Hipócrates, relacionan ciertos ataques de esta facies, asociándolos a traumas o heridas craneales, con lo que establecen una relación racional entre síntoma y algunas de las posibles causas, pero desconocen la enfermedad llamada hoy epilepsia en su conjunto (en general un síndrome congénito). Tanto en tiempo de Hipócrates como antes y después, lo que llamamos hoy epilepsia se consideró morbus sacer (o enfermedad sagrada) desde los tiempos babilónicos hasta el s. XVIII prácticamente, debido precisamente a que se ignoró la existencia de la genética hasta que esta inició sus primeras tímidas andaduras con Mendel, naturalista y monje agustino del s. XIX. La genética es una ciencia básicamente del s. XX, y sólo con ella se llegó a definir de manera completa la etiología de la epilepsia.

Por lo demás es cierto que con Hipócrates, en el entorno griego, se pasa de la práctica curanderil y religiosa a una medicina de praxis racional, que influirá en las bases primeras de la medicina occidental metodológicamente científica. Pero llamar prácticas curanderiles a las craneotomías, partos asistidos, extracción de tumores, forúnculos y objetos incisos a bisturí que practicaban los egipcios más de mil años antes que Hipócrates, a los tratamientos de infecciones oculares, o a muchas prácticas médicas conocidas en Babilonia por las mismas épocas, parecería, cuanto menos, un atrevimiento. En Grecia, sí, es cierto que antes del núcleo de Hipócrates y la isla de Cos, y luego del núcleo de Pérgamo en Asia Menor, los sacerdotes de Asclepio en Epidauro y otros lugares de la Grecia continental, ponían a los enfermos llegados a los templos a dormir en el suelo del santuario, hasta que tenían un sueño vaticinador, y según esa práctica mágico-religiosa y curanderil, le indicaban oraciones y prácticas de dudosa eficacia, según la interpretación del sueño.

- Gracias: Helena


Es interesante notar que mil años antes de Hipócrates, los egipcios ya conocían esta enfermedad. El papiro Ebers, datado de 1500 a.C., la menciona con los jeroglíficos: n s j . t.:

Glifo de Epilepsia

Este papiro prescribe un extracto de belladona para calmar epilepsias. Belladona es una planta que contiene un alcaloide llamado atropina. La atropina es una sustancia muy activa que se usa hoy en día en drogas para el tratamiento de la epilepsia.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.