Etimología de EPIGENOMA

EPIGENOMA

La palabra gen fue acuñada por el botánico danés Wilhelm Ludvig Johannsen (1857 - 1927) en 1909 y fue aceptada por el DRAE en 1956. Johannsen creó la palabra gen a partir de la palabra griega γένος (genos = raza, casta, familia, descendencia), la misma que nos dio genealogía y homogéneo. Gen se refiere a las pequeñas secuencias odenadas de nucleótidos que producen la aparición de caracteres hereditarios en plantas y animales. En 1920, el botanista alemán Hans Winkler (1877 - 1945) acuñó el término genoma, que se refiere a la totalidad de la información genética de un organismo, incluida en sus secuencias de ADN (Ácido DesoxirriboNucleico) y que debería contener todas las características hereditarias. Winkler formó la palabra genoma usando la palabra gen y el sufijo -ma del griego -μα, que indica el resultado de una acción, como en axioma y leucoma. En 1988 se creó el Proyecto del Genoma Humano con la meta de identificar todos los genes presentes en el cuerpo humano. Se esperaba que se iban a identificar cientos de miles de genes y que se podrían diagnosticar todas las enfermedades hereditarias leyendo el código de ADN del gen de las personas. El proyecto terminó su labor en 2003, y la sorpresa es que sólo se encontraron unos 25 mil genes, la mitad de lo que tiene el choclo (entre 50 a 60 mil) que una misma secuencia de ADN podría producir diferentes enfermedades dependiendo si los genes eran heredados del padre o la madre. Gran sorpresa, pues ¿cómo sabía el genoma de quién había sido heredado (del padre o la madre)?.

En 1942 el biólogo Conrad H. Waddington (1905 - 1975) acuñó el término epigénesis para referirse a interacciones ambientales (no preformados, como el ADN) que contribuyen al desarrollo de animales y plantas. Waddington construyó la palabra epigénesis usando las palabras griegas επι- (epi = sobre) y γένεσις (genesis = principio). De esta misma manera (usando el prefijo epi-) se formó la palabra epigenoma para referirse a proteínas que actuan sobre (epi-) el genoma (colección de DNA) y cambia su efecto hereditario. El genoma es como el hardware y el epigenoma es como el software. Es decir, el epigenoma da instrucciones al genoma de como actuar.

Lo interesante del epigenoma es que aunque sea ambiental, también es hereditario. Un estudio conducido por Marcus Pembrey y Lars Olov Bygren demostró usando registros de cosecha, nacimientos y muertes de un pueblo en Suecia, que los efectos de hambruna de un abuelo eran heredados por los nietos. Es decir:

  • Los nietos tienen una gran probabilidad (cuatro veces más de lo normal) de tener diabetes, si los abuelos tuvieron mucha comida antes de su adolescencia.
  • Los nietos tienen más probabilidad de vivir una larga vida, si los abuelos pasaron una hambruna antes de la adolescencia.
La dieta del abuelo sólo afecta a los nietos varones. En cambio la dieta de la madre de la abuela (cuando la abuela está embarazada) afecta a las nietas y no a los nietos.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.