Etimología de ENCINA

ENCINA

La palabra encina que designa a un conocido tipo de árbol mediterráneo con hoja perenne coriácea y frutos que son bellotas, viene de la deformación del latín vulgar ilicina. En latín clásico preferentemente la encina es denominada quercus, palabra que primitivamente se aplicó al roble, y de la que deriva el nombre del género Quercus o quercáceas (quercaceae) , de todos los árboles que dan como fruto glandes o bellotas, y que pertenecen a la familia mayor de las fagáceas. Ilicina es un derivado vulgar de ilex, ilicis, vocablo que primitivamente designaba a los robles verdes y que luego por analogía se aplicó también a otros que daban frutos en forma de glande, como otras variedades de roble y la propia encina. Ilex se considera un término procedente de un fondo léxico preindoeuropeo. Quercus en cambio se origina en una formación indoeuropea *perkwu-, que parece que está presente también en el nombre de origen céltico Hercynia (territorio montañoso y boscoso que se extiende desde las fuertes del Danubio hacia el este y que era denominado "selva Hercynia").

El roble por su parte, variedad de quercácea de hoja caduca, se denomina en latín preferentemente robur, de donde viene nuestra palabra roble y que en principio se aplicaba a la variedad más rojiza del roble. Robur se origina en una raíz indoeuropea *reudh- que hace referencia al color rojizo, y que proporciona en latín muchas palabras relacionadas con el color rojo (rubicundo, rubí, rojo, rúbrica…etc.). De robur se deriva también el adjetivo robusto, porque la fortaleza y vigor del roble son proverbiales.

Y aún hay otro árbol importante de frutos de bellota que es el alcornoque, bien conocido por el corcho que proporciona su corteza. Este se llamaba en latín suber, vocablo que designaba tanto al árbol como al corcho, que hace referencia a la corteza rugosa, y que es probablemente un préstamo de una lengua previa que también se produjo en griego con la forma σῦφαρ (piel arrugada o costrosa, como la de ciertos reptiles). Pero en bajo latín se le aplicó vulgarmente otro vocablo, un adjetivo derivado de quercus (encina), que encontramos con las formas quernus y querneus (de encina, propio de una encina, semejante a una encina), vocablo que, prestado al árabe andalusí, retorna al castellano con la forma alcornoque.

De la combinación de todos estos vocablos surgen los nombres científicos de estos árboles. Así la encina es Quercus ilex, la variedad principal de roble europeo es Quercus robur, y el alcornoque Quercus suber.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.