Etimología de ENCÍA

ENCÍA

La palabra encía, carne que recubre interiormente las mandíbulas y protege la inserción de los dientes, se documenta por primera vez en castellano en 1251, en la colección alfonsí de Calila e Dimna, como enzía, alternando también con la forma enziva. La voz viene del latín gingiva (encía), que ha sufrido la lenición y caída de g inicial que en cambio entre n y vocal no ha caído: se ha palatalizado y luego asibilado (>z). La v intervocálica, como sucede en muchos casos, sufre lenición y caída.

La palabra latina gingīva, atestiguada en Catulo (s. I a.C.), en la obra del médico romano Celso y después en Plinio y otros autores, que nos proporciona también cultismos como gingival y gingivitis, es un vocablo latino de origen poco explicable, que parece contar con una sílaba reduplicada (gi-n-g-) y un sufijo -īva analógico a salīva (saliva).

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.