Etimología de DANTA

DANTA

La palabra danta, con variantes dante, ante y anta, es el nombre de un animal no bien determinado que viene del árabe andalusí لمطة lamṭa. Esta palabra en el árabe de al-Andalus denominaba unas pieles curtidas que se traían del Norte de África, pero no se sabía exactamente de qué animal procedían. Debía de ser algún antílope, según se creía.

Siempre ha habido exportación de pieles y cueros desde el Magreb a España y rastro de ello ha ido quedando en el léxico, de modo que marroquí, marroquín y marroquinería vienen evidentemente de Marruecos, tafilete es el nombre de los cueros de Tafilalt en Marruecos y guadamecí el de los cueros de Ghadamés en Libia (variantes guadamací, guadamacil y guadamecil). Pero este cuero que llamaban لمطة lamṭa en al-Andalus parece que sacó el nombre no de una ciudad o región sino de un grupo humano, los bereberes ("amaziges" están diciendo ahora) llamados Lamta del grupo Senhaya (Znaga) que nomadeaban la zona del Sus en el Sur de Marruecos y, a mediados del siglo XI, llegaban hasta los oasis del monte Bani y el río Nun (hoy Assaka), la zona donde en el siglo XX se estableció la efímera colonia española de Sidi Ifni.

Este cuero, fuese del antílope que fuese, servía para fabricar unas adargas muy reputadas en la zona durante la baja Edad Media. Estas adargas eran unos escudos redondeados o en forma ovalada muy ligeros de manejar y servían admirablemente para la lucha cuerpo a cuerpo. El escudo, pues, se llamó لمطي lamṭī, pero, como es natural, también se podía nombrar con una construcción de genitivo درقة لمطة darqa Lamṭa, "adarga de Lamṭa". Con el tiempo, en el propio árabe andalusí se produjo un metanálisis que tomó la inicial l- por el artículo árabe al- y la palabra sufrió una aféresis que la dejó en amṭa. Y de ahí la tomó el español sin la ele etimológica inicial, por eso las formas anta y ante. Pero veamos el constructo que utiliza Pedro de Alcalá en 1505, adaragadante, un arcaísmo que se limita a traducir por daráqa, plural daráq, es decir, "adarga" meramente:

Danta - Constructo que utiliza Pedro de Alcalá en 1505

En él se ve cómo se ha fusionado adáraga+d+ante, "adarga de (piel de) ante". Y es la preposición de la que a partir de ahora se va a añadir al principio para suplir la l- inicial que el árabe andalusí había perdido y de ahí salen las variantes danta y dante.

Otra cosa es qué animal sería ese ante, anta, dante o danta. A lo mejor los Lamta sacaban sus cueros de meros borregos o cabras, pero el caso es que en español se quiso encontrar un animal productor de cueros con ese o esos nombres. En América dieron en llamar así al tapir: el centroamericano Tapirus bairdii (Gill, 1865) llamado entre otros nombres "anteburro", "danta" y "danto"; el andino Tapirus pinchaque (Roulin 1829) llamado "danta andina", "danta cordillerana", "danta de páramo", "danta lanuda", "danta negra"; y el amazónico Tapirus terrestres (Linnaeus 1758), que también llaman, además de los nombres autóctonos "anta" y "danta".

En Europa, por otra parte, se creyó que era el alce escandinavo y norteeuropeo, Alces alces (Linnaeus 1758) y a este es al que se ha llamado "ante" o "anta".

Pero lo que el uso ha consagrado es llamar ante a cualquier tipo de "piel vuelta", venga del bicho que viniere. Así lo demuestra esta definición tomada de una web de una marca de calzados, que no voy a nombrar por no hacer propaganda, pero cuyo texto no me resisto a citar por lo clarificador que es:

«Ante: el ante es una piel vuelta, o sea, la piel se vuelve y se trabaja con procesos de pulido y curtido sobre la parte interior. La parte que vemos del zapato en este caso, sería la parte que pegaba a la carne del animal. Normalmente, el ante se hace con pieles de cordero/oveja o cabra, que son suaves, aunque se pueden usar otras. En origen, el ante procedía del antílope, o bien del alce. Hoy día el término ante se extiende a cualquier piel vuelta del revés y curtida de forma similar al ante primigenio».

Y volviendo a los Lamta, la sospecha de que curtieran las pieles de sus ovejas o cabras se acentúa tras leer este comentario, pues les resultaría mucho más práctico y rentable curtir estas pieles domésticas y abundantes que no ir a cazar gacelas con mucho esfuerzo y escasa productividad.

Sin embargo, la suposición de que el d/ante/a fuera un animal exótico ha seguido bien viva en el Norte de África, hasta el punto de que, sorprendentemente, en el árabe argelino, según recoge Marcelin Beaussier (en su Dictionnaire pratique Arabe-Français contenant tous les mots employés dans l'arabe parlé en Algérie et en Tunisie…, Alger, 1958, pág. 909), la palabra لمط lamṭ viene definida como Animal fabuleux qui n'a qu'un pied et court très rapidement ("animal fabuloso que no tiene más que un pie y corre muy rápidamente"). Dantesco.


- Gracias: Joaqu1n


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.