Etimología de SIEMPREVIVA

SIEMPREVIVA

La palabra siempreviva designa a más de una planta o flor. Se puede aplicar al helicriso, cuya etimología ya planteamos. Y se aplica también a la llamada "barba de Júpiter", una planta crasulácea que forma grandes rosetas, con hojas crasas verdes de punta purpúrea y flores rosadas con forma de estrella sobre tallos erectos. Su nombre científico Sempervivum tectorum (siemprevivo de los tejados) hace referencia a la vieja costumbre de plantarla en los tejados, pues se creía que protegía de los rayos.

El nombre viene del latín semperviva (con la variante sempervivum), que si bien se aplicó preferentemente en latín a la barba de Júpiter, llamada también en latín Iovis barba, lo que se testimonia indirectamente en Plinio (25, 160) y más explícitamente en diversos glosarios tardíos, en Pseudo Apuleyo (s. II d. C.), en Herbario, tenemos la clara correspondencia de semperviva con aizoon (o ezoani), o aizoum en Plinio, formas prestadas del griego que sabemos que en Teofrasto (s. IV a.C.) no sólo designan a lo que los romanos llamaban Iovis barba (barba de Júpiter), sino a las plantas vivaces en general, por lo cual no es extraño que en latín semperviva designara a más de una planta.

La voz semperviva es la forma femenina de un adjetivo sempervivus (eterno), un compuesto del adverbio semper (siempre) que se compone de la raíz indoeuropea *sem- que expresa la unidad (de una vez, de manera global y total) y una partícula enclítica -per que aparece como formante adverbial en bastantes adverbios latinos como paulisper, parumper, etc. Esta partícula no tiene nada que ver con el prefijo per- o la preposición per. Sólo tiene paralelos en osco, donde conserva una t (-pert) que en latín ha perdido y su origen resulta oscuro y desconocido. En segundo elemento es el adjetivo vivus (vivo), que comparte raíz con vivĕre (vivir) y vita (vida), y se vincula a la raíz indoeuropea *gwei- (vivir).

Pero en latín sempervivus parece ser un calco del griego ἀείζωος ("aeízōos", que vive siempre, eterno) compuesto del adverbio ἀεί ("aeí", siempre), que comparte raíz con el vocablo αἰών ("aiōn", tiempo, edad, época, vida), que es la raíz indoeuropea *aiw- (vida, eternidad, fuerza vital) que encontramos en el latín aevum (edad, duración eterna) y aeternus (duradero), que nos dan palabras como eterno, longevo, Medioevo, etc. El segundo elemento es la raíz de ζῷον ("zōon", ser vivo) que, como el latín vivus, se asocia a la raíz indoeuropea *gwei- (vivir).

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.