Etimología de SIDERITO

SIDERITO

La palabra siderito viene del griego sidēr-, sidēro, de sidēros, 'hierro' y el sufijo -ita, -ite, generador de nombres y adjetivos, con el significado de relación o pertenencia, a veces empleado para denominar a muchos minerales como: cuprostibita, orcelita, sinoita, ferrita, moscovita, antracita, taenita, kamacita, paolovita, hexonita, etc. Así que siderito puede traducirse como "algo que pertenece o que contiene hierro".

De esta raíz griega provienen también: sideropenia, deficiencia de hierro en el cuerpo; sideroderma, coloración bronceada de la piel por la deposición de hierro, debido a la degeneración de la hemoglobina; siderofibrosis, fibrosis del bazo caracterizada por depósitos de hierro; sideroscopio, siderúrgica, siderinuria, siderocito, etc.

Acerca del origen del vocablo griego sidēros (hierro), no se tiene certidumbre, pero debe ser un préstamo de origen desconocido. Con seguridad, no existe una raíz indoeuropea de donde pudiera provenir, pues los pueblos indoeuropeos, de hace 4000 años o más, desconocían el hierro, o al menos, si lo llegaron a encontrar (tal vez como meteorito), no sabían de qué se trataba, menos aun los potenciales usos que pudiera tener. De manera que cada lengua de la región indoeuropea, fue llamando a este mineral utilizando términos nuevos, desvinculados del origen lingüístico común. Dentro de las lenguas romances, parece que el término más productivo fue la voz latina ferrum, 'hierro'. Entre las diversas suposiciones que han surgido para dilucidar este 'misterio', destaca una que para unos cuantos parece convincente: la existencia de una relación entre la voz griega sidēros (hierro) con el término latino sidus, sideris (estrella, astro, constelación), se apoya en el supuesto (al parecer débilmente probable) de que los primeros trozos de hierro hallados y trabajados se suponían de origen meteorítico, es decir, que provenía del espacio, acaso de las estrellas. Pero esta hipótesis parece carecer de un fundamento sólido, pues surge la interrogante ¿Cómo sabían en aquella época que esos trozos de hierro eran de procedencia espacial, si es escasamente probable que los vieran caer? De manera que la incógnita perdura todavía. De cualquier manera, la voz griega sidēros (hierro) debe haberse originado de alguna lengua no conocida quizá después del s. X a.C., posterior a la invasión doria.

Los sideritos o meteoritos metálicos, representan alrededor del 5% de éstos. Se trata de cuerpos sólidos metálicos, en los que predomina el hierro y entre un 5 a un 19% de níquel y en mucho menor proporción fósforo y cobalto. Básicamente están constituidos por dos minerales, la kamacita y la taenita.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rdgz.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.