Etimología de MICOLOGÍA

MICOLOGÍA

La micología es la rama de la biología que estudia los hongos, organismos mayormente multicelulares, heterotróficos, que pertenecen al reino Fungi, de los que se conocen más de 100.000 especies vivientes. En este grupo se incluyen organismos como levaduras, setas, royas, cornezuelo, el hongo del mildiu; así como numerosos géneros, por ejemplo, Penicillium, Candida, Rhizopus, Morchella, Tuber, Ophiostoma, Puccinia, Mucor, Blastomyces, etc. En general, alrededor del 30% de las especies conocidas viven parasitando plantas, insectos, animales domésticos y silvestres, y al hombre, el resto son saprófitos y otros viven en simbiosis como en los líquenes y las micorrizas... pero todos son heterotróficos.

Micología es un neologismo del siglo XIX que proviene del latín moderno mycologia, término que en realidad está formado por las antiguas voces griegas mykēs (hongo), logos (estudio, tratado, discurso) y el sufijo de cualidad, -ia. Por lo tanto, puede traducirse literalmente como "el estudio (logos) o la ciencia que trata sobre los hongos (mykēs)".

Mykēs, forma parte de numerosos vocablos siempre relacionados con los hongos: micosis, enfermedad causada por hongos, como la aspergilosis humana o la roya en muchas plantas; micorriza, asociación simbiótica entre ciertos hongos y la raíz de muchas plantas; micelio, actinomiceto, así como diversos nombres que se refieron a grupos taxonómicos de hongos, por ejemplo, basidiomiceto, ascomiceto, oomiceto, ficomiceto, deuteromiceto, etc.

Según los expertos en lingüística, mykēs probablemente sea una derivación de la antigua e hipotética raíz indoeuropea *meug- con el significado de 'resbaladizo, viscoso, fangoso, con derivados significando varias sustancias húmedas o mucosas'; que además dio origen al término griego myxa (baba o moco secretado por un animal u otro organismo, que originó mixedema, mixorrea y mixomiceto. Esta misma raíz (*meug-) también generó diversas voces latinas con significados semejantes, a saber: mungere, 'soplar con la naríz o hacer que salgan los mocos con una espiración'; emunctorĭum, 'limpiar', de donde emuntorio; el sustantivo mūcus, 'materia viscosa, moco', así como mucilginis, 'mucosidad, de donde los términos moco, mucoso, y mucílago; mūcus también tiene relación con el verbo mungere ya señalado antes, así como con mucere y mucescere (eharse algo a perder o enmohecerse), así como también con mucoris, mucor, que designa a la sustancia viscosa formada por mohos que flotan en el vino descompuesto, de aquí además se derivan mugriento, mugroso, mugre. Surgiendo asimismo en latín dialectal *muffare, que por un proceso derivativo regresivo da en italiano muffe, en portugués mofo y, finalmente moho en castellano, tres voces que en el fondo designan lo mismo.

Logos (palabra, discurso, estudio, tratado), parece estar asociado en su origen con la raíz indoeuropea *leg- (colectar, seleccionar, recoger, acumular), y participa en muchas palabras, entre las que podemos citar: lógica, logística, logia, logaritmo, logorrea, logograma; así como en el nombre de muchas ciencias y sus divisiones: pedagogía, pedología, carcinología, malacología, ictiología, arqueología, paleontología, ficología, mineralogía, dendrología, neumología, aracnología, numerología, otorrinolaringología, mastozoología, ecología, limnología, patología, citología, histología, etc. Siempre con el significado de 'tratado o estudio de'.

Sobre el estudio y descripción de los hongos, existen registros desde la época de la Grecia Antigua, así, por ejemplo, Teofrasto (371-287 a.C.) y Plinio el Viejo (23-79 d.C.), entre otros, ya mencionan a los hongos.

Sin embargo, el inicio de la micología moderna parece empezar con el botanista y sacerdote italiano Pietro Antonio Micheli's (1679-1737) en su Nova Plantarum Genera (hacia 1729), quien en sus trabajos hizo valiosas descripciones sobre muchos tipos de hongos y, entre otras muchas cosas, dio nombre al género Aspergillus (véase en este diccionario aflatoxina) por encontrarle semejanza con un aspersorio (aspergillum) a su estructura reproductiva.

Otro personaje, el botánico inglés Miles Joseph Berkeley (1803-1889), quien es considerado por muchos como el padre de la fitopatología, por sus numerosas observaciones y descripciones sobre hongos fitopatógenos, dedicó gran parte de su vida a la sistemática de los hongos, y a él se le considera como el autor de la acuñación del término micología (mycology, en inglés) en 1836, en The English Flora of Sir James Edward Smith (La Flora Inglesa de Sir James Edward Smith). Mencionemos que este último personaje (J.E. Smith) fue un prominente botánico inglés, que nació en 1759 y murió en 1828, quien fundó la Sociedad Linneana de Londres, y entre sus obras más destacadas están Flora Britannica (Flora Británica) y The English Flora (Flora Inglesa), a la que hace alusión Berkeley, donde intoduce o propone la palabra micología.

Resulta interesante mencionar además que hasta hace relativamente poco tiempo, los hongos eran considerados dentro del reino vegetal (Plantae), por eso, el que escribe estas líneas todavía estudió cursos de botánica donde aparecían estos importantes organismos dentro de lo que se llamaba "plantas talofitas". Sin embargo, la taxonomía moderna los agrupa como un reino aparte, Fungi, del latín fungus, 'hongo'.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rdgz.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.