**

Etimología de INTELIGENCIA

-
-

INTELIGENCIA

La palabra "inteligencia" proviene del latín intelligentia compuesta con:

Todo junto indica la cualidad (-ia) del que (-nt-) sabe escoger (legere) entre (inter-) varias opciones. Es decir, ser inteligente es saber escoger la mejor alternativa entre varias, y también saber leer entre líneas. Es una persona que sabe discutir, analizar, deliberar y dar un veredicto.

La palabra latina legere también nos dio leer, sacrilegio y sortilegio y se asocia con la raíz indoeuropea (*leg-) que significa acumular. Esta raíz también está presente el el griego λεγειν (legein = escribir y escoger, ver: alexia, antilogía, catálogo, haplología, etc.).

El prefijo inter- es vinculado con la raíz *en- que nos dio ἐν (en) en griego y de ahí las palabras: encéfalo, enciclopedia, endemia.


La diferencia entre "intelecto" e "inteligencia". Intelectual es aquel que tiene la cabeza llena de información y datos. El intelectual no necesariamente pone en práctica lo que aprende. En cambio, el inteligente pone en práctica y vive lo que sabe. Esa vivencia lo hace mejor persona de lo que era. Tiene discernimiento, piensa antes de actuar, elige y escoge lo mejor. Un ejemplo: una joven universitaria saca excelentes notas, sabe bastante, la gente dice que es inteligente; pero, si se casa con alguien bebedor, vago, que le pega, entonces no escogió bien, no es inteligente: Es intelectual, pero no inteligente.

- Gracias: Gabriel Calderón


Hay diferentes tipos de inteligencia. Los psicólogos dividen la inteligencia en tres grupos:
  1. Inteligencia Abstracta: Esto incluye la comprensión y el uso de la lógica, matemática, lingüística, música, etc.
  2. Inteligencia Concreta: Esto incluye la habilidad mecánica, física manual o corporal.
  3. Inteligencia Social: Esto incluye lo interpersonal (de como nos relacionamos con otros) y lo intrapersonal (lo que también llaman inteligencia emocional), de como controlamos nuestras emociones.

Las personas pueden ser inteligentes en un tipo de inteligencia, pero fallar en otras. Por ejemplo: un profesor universitario puede entender complicadas ecuaciones (inteligencia abstracta: matemática), relacionarse muy bien con sus estudiantes (inteligencia social: interpersonal), saber controlar sus emociones (inteligencia social: emocional), pero ser súper malo para el fútbol (inteligencia concreta: física corporal).


Cuando fundadamente se especula sobre la verdadera autoría de las obras atribuidas a Shakespeare, alguien lanzó esta frase que considero digna de tenerse en cuenta: "Se puede nacer con inteligencia, pero no se puede nacer con erudición libresca". La inteligencia es un diamante 'en bruto'; para que brille debe ser pulido (tallado) con esmero. La 'formación académica' del inglés fue bastante deficiente, como para incapacitarlo para escribir esas espléndidas obras.

- Gracias: Carlos Alfonso Rojas Valdiri


Siempre ha habido un gran debate sobre la inteligencia, el carácter, y las capacidades. Si son algo adquirido o algo innato. Mi opinión es que hay ciertos componentes de cada uno. El ejemplo de Shakespeare podría estar refiriéndose al intelecto, en el sentido de la técnica gramatical adquirida en una institución académica. Pero también pienso en esto:
  1. Las obras de Shakespeare son originales. Antes de él no existía ese estilo de literatura. Así que no sería posible aprenderlo u obtenerlo bajo una "formación académica". Era algo nuevo. A menos que Shakespeare no tuviera la mínima formación (saber escribir y leer), creo que sí sería posible para él escribir esas obras sin tener una educación formal, pues la educación formal de ese tiempo no enseñaba a Shakespeare.
  2. Tomemos otro ejemplo, el de Mozart. El componía sinfonías a muy temprana edad. También sus composiciones eran originales. Tenían su propio estilo. No era algo que el podría haber aprendido.
  3. El gran artista chileno Tito Fernández, "El Temucano", aprendió a rasgar la guitarra viendo a sus familiares. Nunca tomó ninguna clase. Aprendió, al oído, como decimos por acá. Después de ser famoso, se le ocurrió tomar clases de guitarra. Cuando trató de hacerlo, le dijeron: "Sr. Fernández, usted es la expresión del pueblo. No hay nada que le podamos enseñar. Es más, debemos de aprender de usted". Sí, la técnica del Temucano para hacer los acordes y rasgar la guitarra no era lo que enseñaban en la academia de música. Pero a lo mejor, ya lo estarán haciendo ahora y titulan el curso, "Guitarra a la El Temucano" :-)
  4. Otro ejemplo: cuando Einstein era niño aprendía más por su cuenta que en la escuela.

No es que diga que la educación formal no sea necesaria. Por ejemplo: Beethoven es el contra-ejemplo de Mozart. Las composiciones de Beethoven son muy matemáticas, es decir, muy calculadas. Beethoven usaba sus conocimientos académicos y matemáticos para hacer sus composiciones. Sus composiciones no le llegaban fácilmente. Si uno se fija en sus manuscritos originales, están llenos de borrones. Mientras que en los de Mozart están perfectos. Era como si ya tuviera toda la composición en su cabeza y sólo se limitaba a transcribirlos a la hoja. No es que las sinfonías de Beethoven sean malas; en verdad son muy buenas, pero muestran la diferencia de una capacidad innata (Mozart) y otra aprendida (Beethoven).

Otro ejemplo para los amantes del fútbol: A mí me encanta ver los partidos mundiales, sobre todo cuando juega Alemania contra Brasil. Allí también uno puede apreciar la diferencia entre un equipo con una educación formal (Alemania), y otro que se basa más en las cualidades innatas de cada jugador (Brasil).

Un día tuve un debate con mi amigo Carlos Alfonso Rojas Valdiri. Si el alumno no aprende, ¿quien tiene la culpa? ¿El alumno o el profesor? Por una parte uno podría decir que la culpa es del profesor. Si el alumno no aprende es porque: El profe es aburrido, o el profe no inspiró al alumno, el profe no le dedicó tiempo al alumno para ver de que manera aprende mejor (oral, gráfica, o escrita; seria o chistes; etc.). Por otra parte, uno podría decir que la culpa es del alumno. Si el alumno no aprende es porque simplemente no tiene la capacidad para hacerlo. Bueno, yo creo que la respuesta está a medio camino. El profe tiene la responsabilidad de que el alumno llegue a ser todo lo que pueda ser, y hay alumnos que nunca podrán sacar un doctorado en matemáticas :-) Es decir, todos somos un diamante en bruto. El profe puede pulirnos, pero, al final, unos diamantes brillan más que otros.

Más arriba había mencionado tres clases de inteligencias: Abstracta, Concreta, y Social. También hemos hablado sobre el Intelecto y la Inteligencia. Una amiga me hizo notar otra dimensión: la del astuto "avispado", o el "pillo". A lo mejor no es una persona inteligente, ni intelectual. No siempre analiza las alternativas, pero tiene cierta destreza mental, sentido común o carisma que le ayudan a sobrevivir y a conseguir lo que desea. Yo creo que la "maña", como nos referimos en Chile, se refiere a otra dimensión basada en el tiempo que toma uno para actuar. Como dice el dicho "del dicho al hecho, hay mucho trecho". Creo que una dimensión de la maña es la urgencia, o sea actuar en un límite de tiempo. Tomemos el ejemplo del profesor y el empresario. El profesor es el inteligente e intelectual, pero el empresario es el que se hace rico. Es decir, mientras que el profe la piensa, el empresario actúa. El "avispado" o el "pillo" no la piensa tanto, pero sí actúa.

Otras dimensiones muy importante en este aspecto incluyen:

  • Capacidad de concentración (evitar distracciones)
  • Habilidad de perseverar sobre obstáculos (no rendirse)
  • Atención a detalles (lo que me falta... con todas las faltas de ortografía :-))
  • ¡Ah! y otra cosa que se me había olvidado... tener buena memoria :-)

Hay que tener cuidado de no sobrepasarse. Por ejemplo: si uno actúa sólo basándose en sus instintos, sin pensarla o sin usar lo que ha aprendido, va a cometer muchos errores. Si uno sólo se concentra en una sola cosa, puede dejar pasar otras oportunidades mejores. Si uno trata de perseverar a toda costa, puede perder toda una vida luchando inútilmente, si el problema es insuperable (hay que saber cuándo perder). Si uno sólo se concentra en los detalles, puede no ver el bosque, por estar fijándose en los árboles.

Aquí es donde volvemos al principio. Inteligencia es percibir más allá de lo obvio (leer entre líneas) y saber escoger la mejor opción.

Cuando hablamos de leer entre líneas y escoger la mejor opción, estábamos hablando de comprender el pasado y el presente para predecir el futuro. Otra medida de inteligencia es cuántas combinaciones o pasos adelante uno puede adivinar. Es como un juego de ajedrez donde un maestro se rinde y los que miran no saben por qué. Es que el maestro puede "leer" el tablero y calcular todas las posibles combinaciones de jugadas hasta 20 pasos por adelantado y comprender que va a perder el juego sin importar qué pieza mueva en ese instante.


Unas fuentes dicen que intellegere viene de "inter" (entre) y "legere" (escoger o leer), pero en otros escritos dicen que viene más bien de "Intus" dentro y significaría leer hacia dentro. En todo caso una persona inteligente no sólo es por sus conocimientos de afuera si no como se conoce a si mismo.

- Gracias: Ernesto


El verbo latino legere, en principio es "escoger". Pero se entiende la lectura como un acto intelectual de elección y combinación de unos grafemas para extraer un significado, de ahí que signifique también leer. El prefijo de intellegere, no es intus (hacia el interior), sino inter. Se trata de una preposición empleada como preverbio, formada por in +ter. -Ter- es un sufijo contrastivo indoeuropeo que marca oposición o contraste entre dos elementos, de ahí que inter signifique "entre" (situación en medio o "en el interior" de dos). Intellegere es la capacidad de elegir entre las alternativas de un contexto para quedarse con la correcta y la mejor, es entender, es ser capaz de discernir entre lo uno y lo otro, es conocer, comprender, reconocer entre varias cosas y ser capaz de aislar significados e interiorizarlos.

Todo eso es lo que lleva dentro el vocablo latino intellegere, formado por interlegere, en que el contacto de dos consonantes distantes en su punto de articulación provoca una asimilación de la una a la otra, generando la consonante duplicada. Intellegens o intelligens (ambas formas existen), es su participio de presente que siempre designa a quien realiza una acción verbal.

Aunque hay muchas formas de inteligencia, no hay que confundirlo con ars, artis, que no sólo designa nuestro concepto de "arte", sino que denota en latín (oponiéndose a natura), toda destreza adquirida por aprendizaje y adiestramiento (así se habla en latín de "arte de amar", "arte poética", "arte del zapatero", "arte médica" y cualquier formación adquirida). Aunque es obvio que el aprendizaje y adiestramiento desarrollan cualquier inteligencia natural, ya sea intelectual, emocional, práctica o social.

- Gracias: Helena



Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.

Miembros Autorizados solamente:

 

 

A
B
C
D
E
F
G
H
I

J
K
L
M
N
Ñ
O
P
Q
R
S
T
U
V
W
X
Y
Z

Estas son las últimas diez palabras (de 9935) añadidas al diccionario:
hemosiderina   escándalo   salitre   circunloquio   alocución   martirio   lucánido   abrasión   asílido   oéstrido  

Estas diez entradas han sido modificadas recientemente:
Odisea   amor   choco   castellano   leviatán   náhuatl   genioplastia   papagayo   antídoto   noúmeno  
Último cambio: Viernes, Noviembre 28 22:58 MST 2014