Etimología de INCIENSO

INCIENSO

La palabra incienso viene del latín incensum, con la típica diptongación de la e breve por naturaleza y tónica, nombre neutro derivado del participio del verbo incendere (quemar, encender). Designa pues genéricamente a todo producto destinado a quemarse, en especial, las lágrimas o resina seca del árbol llamado del incienso, que destila un producto muy aromático asociado desde antiguo no sólo a la fabricación de perfumes, sino vinculado a los sahumerios destinados a los dioses ya desde los egipcios y mesopotámicos, así como en rituales religiosos del mundo griego y romano.

La raíz es la del verbo latino candeo (estar inflamado), de donde proceden palabras como incensario, candela, candente, candelabro, candor, cándido, incandescente, encender o incendio. Sobre el eufemismo que lleva así a denominar al incienso, ver turiferario.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.