Etimología de EXTRANJIS

EXTRANJIS

La palabra extranjis puede ser utilizada coloquialmente como sinónima de extranjero, pero sobre todo se emplea mucho en la locución "de extranjis" (de tapadillo, de incógnito, subrepticiamente), recogida por primera vez en un diccionario en el académico de 1884, como sinónimo de "de extranjía". Formada a partir de la voz extranjero, este vocablo es una de tantas muestras como tiene la lengua de deformaciones jocosas y burlescas de las palabras que remedan el latín que todos los estudiantes aprendían y que el vulgo oía por doquier en liturgias y medios cultistas, creándose así un amplio elenco de formas coloquiales de aparente latín o latín macarrónico, mediante el uso de determinadas terminaciones, como la terminación en -is que aquí se emplea (propia de ciertos ablativos plurales frecuentes como en de profundis por ejemplo), y dando así lugar a formas paródicas como locatis (=loco/loca) y bajinis (por lo bajinis), formas en -itis como mieditis (miedo, ataque de miedo), formas en -ilis/-ili o en -bilis, etc.

La palabra extranjero la considera la RAE un préstamo del francés antiguo estrangier, que se considera un derivado del latín extranĕus si bien, existiendo esta formación en -ier/-ero/-iero (del latín -arius) en todas las lenguas romances prácticamente, no es una locura plantear, como recoge Pianigiani, una posible forma vulgar latina *extranearius de la que derivan todas las formas romances, a partir de extranĕus (extraño, de fuera), adjetivo formado con sufijo de relación -anĕus sobre el adverbio latino extra (fuera), que luego pasó a ser también una preposición (fuera de) y del uso preposicional pasó a emplearse también como prefijo.

El adverbio extra se origina a partir de *extrad, que es una forma marcada con un sufijo adverbial -ad que se conserva perfectamente en otras variantes itálicas (umbras, oscas, faliscas), y que perdió su d final siempre en latín alargando la vocal anterior. Este adverbio es un derivado con una síncopa del adjetivo extĕrus (de fuera), formado este por un sufijo contrastivo-comparativo -ter sobre la misma raíz que genera la preposición ex. De extĕrus tenemos como derivados su comparativo exterior (que nos da exterior), su superlativo extremus (que nos da extremo) y sus adjetivos derivados externus y extraneus, que tratamos aquí, y que nos dan respectivamente externo y extraño.

La base léxica sobre la que se forman extra, extĕrus y la preposición latina ex, es un adverbio indoeuropeo perfectamente determinado con la forma *eghs (fuera).

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.