Etimología de ESTRATEGA

ESTRATEGA

La palabra estratega que designa a una persona experta en estrategia, parece que la tomamos del francés stratège. Este hecho, y el haberlo asociado a un sufijo latino -a de agente, como en escriba, colega, agrícola y terrícola, produjo esa característica terminación en -a ambivalente al género. En realidad el vocablo francés viene del latín strategus (general de un ejército), préstamo del griego que se produjo en el s. I d.C., con un valor similar a dux (general). El vocablo en griego es στρατηγός ("strategós", que conduce un ejército, general), vocablo que designaba a los magistrados electos por un año en la antigua democracia ateniense para dirigir el ejército y que eran los únicos cargos que no se elegían por sorteo entre los ciudadanos, sino que se designaban por la capacidad militar probada del individuo. Hoy en día, a partir del latín strategus, hemos recuperado también la forma en -o, estratego, que usamos espeíficamente cuando nos referimos a esos antiguos cargos griegos, y no a cualquier persona que domina la estrategia.

El vocablo griego es un compuesto de στρατός ("stratós", armada, flota, ejército) y el verbo ἄγειν ("agein", mover adelante, conducir, guiar). De ahí también στρατηγία ("strategía", mando o presidencia de un ejército) que nos da, pasado al latín strategia, el vocablo con que designamos el conjunto de artes o tácticas para dirigir bien un ejército, o en general cualquier operación, así como la palabra estratagema, que designa a cualquier táctica engañosa, militar o no, para el logro de algo.

El vocablo στρατός que en origen designa a una multitud extendida y desplegada para atacar, se deriva de una raíz indoeuropea *ster-2 (extenderse), que en latín ha dado lugar:

  • Al verbo struere (disponer organizadamente en capas, apilar, ordenar), de donde nos vienen palabras como estructura, instruir, construir, destruir y obstruir.
  • Al verbo sternere (extender en horizontal, extender sobre el suelo o una superficie), cuyo supino es stratum, de donde estrato, estrado, substrato, adstrato, superestrato y también el verbo consternar (abatir a uno, tumbarlo por efecto del miedo).

El verbo griego ἄγειν presta su raíz a diversos vocablos de origen griego, como agonía, antagónico y protagonista (estas de su derivado ἀγών, certamen, competición), demagogia, sinagoga, pedagogo, etc. Se asocia a una raíz indoeuropea *ag- (conducir), que en latín dio lugar al importantísimo verbo agere (mover adelante, conducir, actuar, hacer) cuyo supino es actum, y que nos ha generado cientos de palabras, como acto, acción, acto, auto, actividad, agente, ágil, agitar, ambages, ambiguo, coacción, coagular, exacto, ensayo, examen, exigir, fustigar, litigar, navegar, transacción, transigir y un largo etcétera.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.