Etimología de ARBOVIRUS

ARBOVIRUS

La palabra arbovirus es un acrónimo de la expresión inglesa arthropod-borne virus, documentada en inglés en 1957. Dicho acrónimo se traduce al español como "virus (virus) que son transportados o transmitidos (borne) por un artrópodo (arthropod).

Artrópodo, que es el filo de animales más numeroso en especies, significa literalmente, 'animal con patas articuladas', del griego arthron (articulación) y podos (pie, pata).

El término inglés borne, es un adjetivo que significa 'llevado, cargado, transmitido', y es el participio pasado del verbo inglés bear (cargar, llevar, soportar), el cual procede del inglés medieval beren (llevar), del inglés antiguo beran, con el mismo significado, asociado a la raíz indoeuropea *bher- (cargar, llevar), también vinculada a ferre en latín y a pherein, en griego, con el mismo sentido. Con el componente borne también se forman en inglés otros términos epidemiológicos, por ejemplo soilborne (soil = 'suelo', que es transmitido por o en el suelo, como diversas enfermedades infecciosas de plantas, animales y humanos), airborne (air = 'aire', acarreado o transportado por el aire, como granos de polen, ácaros y polvo, que son alergénicos) y waterborne (water = 'agua', lo que es transportado, soportado o transmitido por el agua).

El vocablo virus proviene del latín clásico vīrus, que significaba, entre otras cosas, 'tósigo, ponzoña, veneno, mal olor o sabor, jugo vital de cualquier cosa', etc., relacionado con la raíz indoeuropea *weis- (veneno, fluir).

Como podemos ver, el nombre arbovirus se adoptó de manera un tanto arbitraria para agrupar a todos los virus, de los que hoy (2016) se reconocen más de 150, que comparten la característica de mantenerse en la naturaleza mediante un proceso de transmisión entre animales artrópodos hematófagos (especialmente mosquitos y garrapatas) y vertebrados (reptiles, aves y mamíferos, incluyendo al hombre), pues recordemos que los virus no pueden sobrevivir fuera de una célula u organismo vivo. Se trata pues de una denominación más bien epidemiológica o ecológica, pero taxonómicamente pertenecen a familias virales diferentes, como Togaviridae, Flaviviridae, Bunyaviridae y Reoviridae.

Poseen enorme interés médico, pues en el grupo de arbovirus se encuentran los causantes de enfermedades muy importantes, entre otras, fiebre amarilla, encefalitis japonesa, zika, dengue, encefalitis del Nilo occidental, chicunguña, encefalitis equina venezolana, etc.

A pesar de que estos virus y los artrópodos que los transportan han sido un flagelo para la humanidad desde tiempos prehistóricos, fue hasta 1881, cuando el médico y epidemiólogo cubano-español Carlos Finlay (1833-1915), propuso que la fiebre amarilla (propia de África, América Central y del Sur) puede ser transmitida por mosquitos culícidos, hecho ahora comprobado.

Fuentes consultadas:

  • De Miguel Raimundo. 2003. Nuevo Diccionario Latino-Español Etimológico. Madrid.
  • Merriam Webster's Collegiate Dictionary. 2003. Eleventh Edition. USA.
  • The Merck Manual. 1999. Seventeenth Edition. USA.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rodríguez.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.