Etimología de MOIRA

MOIRA

La palabra Moira es en griego la personificación femenina del destino de cada humano. En principio, cada uno tiene su Moira, que es la parte de vida, fortuna e infortunio, etc. que le corresponde desde el nacimiento. Es por eso que los antiguos poetas hablan de la Moira. Al final se desarrolla la idea de la Moira como una divinidad inflexible como el destino que representa, única y universal. Pero desde los poemas homéricos y hesiódicos empieza a desarrollarse la idea de que son tres las Moiras, hijas de la titánide Nyx (la diosa de la noche) que rigen los destinos humanos y divinos incluso (los dioses deben plegarse a ellas y no pueden modificar sus dictados), Átropo, Cloto y Láquesis que regulan la vida del nacimiento a la muerte mediante un hilo: la primera lo hilaba, la segunda lo enrollaba y la tercera lo cortaba con su inexorable tijera.

La palabra viene del griego μοῖρα ("moíra") que significa "la parte conveniente", "lo que conviene", también "el destino" o incluso "la muerte", derivado probable de μόρος ("moros", lote asignado en un reparto, también infortunio o desgracia), sustantivo que contiene la variante en grado o de la misma raíz que el verbo μείρομαι ("meíromai", compartir, repartir, obtener conjuntamente en un reparto), verbo denominativo derivado de μέρος o de μερίς ("meros" o "merís", parte), voz que se asocia a una raíz indoeuropea *(s)mer-2 (compartir). Esta raíz, tanto en griego como en latín pasa de *smer- a *mmer- por asimilación, borrando todo rastro de la ese inicial. En latín se asocia a esta raíz el verbo merēre (merecer, ganar uno su parte), de donde merecer, mérito y meretriz.

Los romanos llamaban a las Moiras, Parcas, que en origen eran una especie de genios del nacimiento y el destino, concebidas al final como tres por el hecho de haberlas identificado con las Moiras griegas. Llamadas Parcae, sus nombres latinos eran Nona, Decuma y Morta. La palabra Parca según los gramáticos romanos comparte raíz con el verbo parĕre (parir, engendrar), lo cual aceptan los etimólogos modernos, verbo vinculado a una raíz indoeuropea *per(Ə)-1 (producir, procurar). En el foro romano había una famosa escultura de las tres Parcas, que popularmente eran llamadas los "tria Fata" (los tres Destinos), a partir de lo cual se genera el falso femenino las tres Hadas, de donde la palabra hada, personaje habitual en las antiguas leyendas y cuentos infantiles europeos, que actúa en el destino de los personajes por los que vela desde el nacimiento (la famosa hada madrina).

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.