Etimología de TIRANOSAURIO

TIRANOSAURIO

La palabra tiranosaurio viene del latín moderno Tyrannosaurus, procedente del latín, tyrannus a su vez del griego, tyrannos, 'amo, déspota, soberano, gobernante absoluto, cruel y opresivo', en especial en la Antigua Grecia; probable préstamo de la lengua lidia (Anatolia Occidental, hoy Turquía, entre ss. VIII y II a.C.), y el sustantivo también griego, sauros, 'lagarto'. Literalmente, "lagarto cruel o tirano".

Tyrannos, es el origen de palabras como tiranía, gobierno absolutista; tiránico, que tiene la cualidad de la tiranía; Tyrannidae, familia de aves insectívoras de Centroamérica y Norteamérica; y naturalmente, Tyrannosaurus (tiranosaurio, en español), género de dinosaurio del que en este caso estamos tratando, concretamente del Tyrannosaurus rex, nombre científico de los ejemplares fosilizados que han sido encontrados en el oeste de los Estados Unidos. Como ya sabemos lo que significa tiranosaurio, sólo basta con mencionar que rex, 'rey', en latín, procede del verbo regere, con el significado de 'regir, gobernar o mandar', entonces, el nombre completo, T. rex, se interpreta como "el rey de los lagartos tiranos", por la ferocidad que debe de haber tenido, a juzgar por las características de su cráneo y el tamaño de su cuerpo. ¡Una verdadera bestia tiránica!

Conviene agregar que regere, rex, parecen tener nexos de origen con la hipotética raíz indoeuropea *reg-, 'conducir derecho, mover en línea recta', que también dio lugar a rajān, en sánscrito, 'soberano índico'; y su genitivo rīg, en irlandés antiguo, con el mismo significado. Esta misma raíz también derivó en varias voces latinas: regis, de donde regicida, reino, real, rey y virrey; regula (regla o barra), que derivó en regular, reja y regla; rogare, 'pedir, pero originalmente extender una mano en dirección recta', de la que se generaron: abrogar, rogar, subrogar, interrogar y derogar; en germano, reiks, señor poderoso o dirigente.

El término Tyrannosaurus, fue acuñado por el paleontólogo y geólogo estadounidense Henry Fairfield Osborn (1857-1935), en 1905, al examinar restos incompletos de este reptil descubiertos en los estados de Wyoming, en 1900 y de Montana en 1902 por su colega paisano (pero algo más joven), Barnum Brown (1873-1963). Aunque años antes, varios paleontólogos de ese mismo país ya habían encontrado restos dispersos de este animal, por ejemplo, en 1874, Arthur Lakes (1844-1917), encontró dientes cerca de la localidad de Golden, Colorado, y en la última década del s. XIX, John Bell Hatcher (1861- 1904) desenterró fragmentos posteriores de cráneo.

En la página 139 de la obra escrita en inglés, "Extinct Monsters and Creatures of other days", escrita por H.N. Hutchinson y publicada en 1910, se lee: "By far the greatest of all the carnivorous Dinosaurs was the huge and fierce beast know now as Tyrannosaurus rex" (TRADUCCIÓN: Nombre de la obra, "Monstruos y Criaturas extintas de otros tiempos". Texto: "Por mucho, el más grande de todos los dinosaurios carnívoros fue la enorme y feroz bestia conocida ahora como Tyrannosaurus rex").

El tiranosaurio y sus congéneres, se han desenterrado en la región oeste de Norteamérica y en la porción central de Asia, en China y Mongolia. Se trata de un dinosaurio carnívoro; según se infiere, de hábitos crueles y ferales, que depredaba sobre otras criaturas herbívoras, o arrebataba a otros sus presas, incluso, según hallazgos de esqueletos de la misma especie, con porciones de dientes incrustadas, se cree que también era caníbal (se devoraban entre miembros de la misma especie). Vivieron desde el Jurásico Superior, hace unos 150 millones de años, hasta finales del Cretáceo unos 65 millones de años atrás. Poseían patas posteriores robustas, pero las anteriores eran relativamente pequeñas y débiles; su peso corporal llegaba hasta unas 7 toneladas, más de 6,5 m de alto, en posición erguida, y hasta unos 14 m de longitud. Su cabeza era masiva, algo más larga que un metro, y su cavidad bucal contenía unos 60 dientes de entre 15 y 20 cm de largo, y muy afilados.

Fuentes:

  • Dowsell Paul et al. 2000. The Ultimate book of Dinosaurs. USA.
  • Hutchinson H.N. 1910. Extinct Monsters and Creatures of other days. London.
  • Oxford English Dictionary. 1984. USA.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rodríguez.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.