Etimología de SANDALIA

SANDALIA

La palabra sandalia llega al castellano del latín sandalĭum, y a este del griego σανδάλιον (como dice el DRAE) o sandalion, diminutivo de σάνδαλον = sándalon: "suela de madera".

A pesar de la homofonía y de la analogía ("si es una madera que sirve de suela... pues será porque los griegos usaban madera de sándalo, por su buen olor") no debemos equivocarnos: sándalo (el árbol y madera de él obtenida) proviene del sánscrito [çandanam], que pasó al griego sándalon (σάνδαλον) y de ahí al latín sandalum.

Comparando lenguas románicas, vemos que tal es su origen: Sandalia en portugués es "sandália", en catalán es "sandàlia" y en francés es "sandale" o "sandalette". Pero en inglés es sandal (sándal) como también lo es el sándalo (árbol), pues recibieron esta palabra de un antiguo término francés "sandale" que, al no ser aguda -como sí lo sería en el francés actual-, perdió la "e" final.

El origen de la palabra no es "la madera" en sí, sino que está en el concepto "suela/suelo". Siendo la sandalia el calzado más antiguo (se ha constado su existencia en el Egipto faraónico, pero su uso anterior en el Oriente Medio es indiscutido), consistía en una suela de papiro o de cuero que se sujetaba al pie con cordones, cintas de material vegetal o correas de cuero, lo que viene siendo una albarca (o abarca, como en portugués): una avarca, como las que se fabrican en Menorca (Islas Baleares, España) desde antes de que fuésemos romanizados.

En esta misma página web encontramos términos como chancla, chancleta, huarache, ojota... A la sandalia rústica se le llama chala en Chile y chola en la Islas Canarias (España).

Sandalia también fue nombre propio (ya en desuso, afortunadamente) que provenía de San Sandalio, mártir a manos de los musulmanes en el siglo IX. Pero el origen de su nombre no sería ni la sandalia ni el sándalo, sino la raíz germánica sand- ("verdadero").

Como de todo cabe etimología popular (por ejemplo: que el dicho Sandalio fuera en realidad San Dalio, San Talio o Sant Alio , como ocurrió con Santiago -de Sant Iacob- y Santander -de Sant Ander, que es "Emeterio" y no "Andrés"-) en el tema de la sandalia ocurre lo mismo: en Sevilla, Cádiz, Huelva y algo menos por Badajoz, por una mala partición de la lengua hablada [lassandalias*] se supone que son "las andalias", y por ello su origen sería "referido a andar", como prenda destinada a andar.

O incluso podría producirse por reafirmar su dialecto propio, en las zonas en que no se pronuncia la "s" final, decir "la sandalia" sonaría como "las andalia", así que se omite también esa "s" inicial, no sea que parezca que no somos de la zona...

La etimología popular está documentada en publicaciones tales como la del Centro Virtual Cervantes, el primer número de "CAUCE, Revista de Filología, Comunicación y sus Didácticas" por MILLÁN CHIVITE, Fernando: "Etimologías populares en Andalucía occidental y Badajoz". Y en el libro "Cuestiones de actualidad en lengua española" (de Julio Borrego Nieto et altri), Ed. Universidad de Salamanca. (Y los yerros que aquí haya son solo míos).

- Gracias: TKC


No sólo el nombre del árbol es un préstamo. Está muy claro que σάνδαλον como suela de madera o sandalia tampoco es palabra griega y también es préstamo en el griego, quizá de procedencia persa, aunque Chantraine no se decanta del todo por el origen del préstamo (muchos diccionarios no distinguen la madera del árbol de la suela de madera o sandalia). Que es un préstamo lo demuestran las diversas adaptaciones de los sonidos que tenemos en el propio griego (por ejemplo variantes σάμβαλον). Como curiosidad el diminutivo σανδάλιον no sólo se aplicaba a las sandalias femeninas, sino también a toda esa serie de pescados planos que parecen tener forma de suela (lenguado, gallo, etc.).

En latín se adquiere el préstamo, pero el latín tiene su vocablo propio para suela y para sandalia, que es solea, y que acaba dando nuestro vocablo suela, quedando el préstamo griego para designar al calzado abierto compuesto de suela y tiras de cuero que llamamos sandalia.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.