Etimología de SANEDRÍN

SANEDRÍN

La palabra sanedrín viene del hebreo de los rabinos sanhedrīn, palabra que es préstamo del griego συνέδριον ("synedrion", sala de consejos, consejo, asamblea), formado con un sufijo de resultados o colectivos -oin a partir del vocablo σύνεδρος ("sýnedros", el que se sienta juntamente con otros, compañero de asiento, después miembro de un consejo o asamblea). Esta palabra está formada con el prefijo σύν- (conjuntamente) y la raíz de la palabra ἕδρα ("hedra", asiento, superficie plana). De manera que esta palabra comparte raíz con vocablos de origen griego como exedra, poliedro, tetraedro, cátedra y hasta la voz patrimonial cadera que nos llega por evolución patrimonial de cathedra, préstamo griego en el latín. El vocablo ἕδρα se asocia a una raíz indoeuropea *sed- (sentarse) a la que también se vinculan los verbos latinos sedēre (estar sentado) y sidĕre (sentarse), de donde palabras como sedente, sedimento, sede, disidente, presidente y un largo etcétera.

El sanedrín es una vieja institución en la cultura judía y entre los antiguos judíos había sanedrines o consejos menores en todas las ciudades, si bien sobre todo se conocía como Sanedrín al Gran Sanedrín o consejo de Estado. Se trata de una institución de carácter helenístico y de ahí que su nombre en origen sea griego, de la que tenemos constancia de su existencia y funcionamiento desde época helenística tardía. Pero la tradición religiosa judía la hace remontar a los tiempos de Moisés, así como el número de sus miembros, que son 70, más el sumo sacerdote que los preside, en total 71, miembros que pertenecen a las élites sacerdotales, aristocráticas y de los altos escribas. Tiene altísimas competencias, pues no sólo regula las doctrinas religiosas y todo lo referente a religión, también en lo civil elabora las leyes y tiene competencias judiciales, de manera que constituye una alta institución política. Esta situación se mantuvo mucho tiempo más o menos intacta incluso durante toda la primera parte del dominio romano. Hacia el año 63 a.C. empieza la influencia romana en Judea, porque entre los conflictos bélicos por el trono de los hermanos Aristóbulo e Hircano, el primero llama a los romanos, en concreto a Pompeyo para solventar su situación. Al final se impuso en el trono a Hircano y Judea se convirtió en una especie de protectorado o estado libre asociado bajo la protección y supervisión romana, y a partir de Augusto hay gobernadores romanos, si bien Judea conserva sus reyes y todas las instituciones autónomas.

El Sanedrín tenía su sede aneja al templo de Jerusalén según Flavio Josefo. Con la sublevación y guerra judía que finalizará en el año 70 d.C. con la toma de Jerusalén y la destrucción del templo por parte de Tito, el Sanedrín tendrá ya su sede en diversos lugares y verá mermado su poder. Entonces es cuando se abre el proceso que acaba convirtiendo a Judea en provincia romana, lo que se zanja en el año 100 d.C. con la muerte de su último rey. Pero el Sanedrín sigue existiendo y siempre fue considerado por Roma la máxima autoridad en cuestiones religiosas, incluso tras la segunda gran revuelta y guerra judía bajo Adriano entre el 132 y el 135 d.C., cuando ya la provincia se llama Palestina. Es la cristianización del Imperio Romano lo que acaba con el Sanedrín. Cuando los emperadores se hacen cristianos y el cristianismo llega al poder, en la segunda mitad del siglo IV, un emperador especialmente fanático, Teodosio I, que se distinguió también por la persecución aguda de todas las formas religiosas del mundo clásico, consideradas paganismo, arremetió asimismo contra el Sanedrín judío, prohibiendo sus sesiones. A continuación el Sanedrín parece que tuvo una existencia en situación de semiclandestinidad, hasta que tras el primer cuarto del s. V d.C. desaparece totalmente.

Alguna vez en español se emplea el término sanedrín en sentido figurado, para referirse a un grupo o cúpula de personas que tienen una especie de autoridad suprema en cualquier asunto y materia, y cuyos criterios y decisiones, a que hemos de acatar, no conocemos ni podemos controlar.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.