**

Etimología de SANGRE

-
-

SANGRE

La palabra sangre viene del latín sanguis. Otras palabras con ese mismo origen incluyen:
  • Consanguinidad - Cualidad (-dad) de parentesco (con- indica convergencia, unidad).
  • Sanguificar - Fomentar la producción de sangre (-ficar indica convertir en).
  • Sanguifico - Relativo (-ico) a la sangre.
  • Sanguijuela, sanguisuela- Gusano que chupa la sangre.
  • Sanguijolero - Persona que es encargada (-ero) de las sanguijuelas.
  • Sanguinario - Feroz, que le saca la sangre a otro (-ario indica relación).
  • Sanguíneo, sanguino - De la sangre (-eo e -ino indican relación, pertenencia).
  • Sanguinolencia - Cualidad (-ia) de sangriento.
  • Sanguinolento - sangriento - Que echa sangre.
  • Sanguinoso - Abundancia (-oso) de sangre.
  • Sanguisorba - Que absorbe (sorbere) sangre.

Etimologías Populares

Los antiguos médicos le dieron nombre a nuestros órganos internos cuando empezaron a hacer autopsias. La palabra sangre viene del latín sanguis y significa "suave", ya que tenia esta textura al tocarla.

Fuente: Originum sive Etymologiarum - San Isidoro de Sevilla (560-636). [IntraText]

Algunos datos sorprendentes sobre la sangre:

  • En cada glóbulo blanco de la sangre cabe la información de 800 Biblias, ... eso en un sólo glóbulo.
  • La sangre se fabrica en el interior de los huesos, especialmente en el fémur, costillas y esternón, se fabrican 3 millones de glóbulos rojos cada segundo; misma cantidad que se muere en el mismo tiempo.
  • Los glóbulos rojos tienen un promedio de vida de 120 dias, es decir que a los 4 meses de haber nacido, ya son ancianos.

- Gracias: Stacy Roulet


Como algunas de las cosas que trasmite Isidoro, esto no es más que una burda etimología popular. La palabra latina sanguis no tiene absolutamente ninguna relación etimológica con el adjetivo suavis. Parece, según algunos, contener una vieja raíz indoeuropea con escasísimos paralelos. Lo que sí es interesante es la evolución del vocablo sanguis, sanguinis a sangre. El acusativo sanguine(m) sufrió una síncopa, y esa forma antigua sincopada sangne se documenta en castellano antiguo, en Berceo, por ejemplo. Luego la segunda ene sufrió una muy frecuente disimilación en erre (como en hombre< homre< homne < homine(m) y otras muchas palabras). Más peliagudo es el tema de por qué cambió de género y hoy es palabra femenina, siendo que en latín era masculina. Una explicación muy plausible es la concurrencia de una variante neutra en el latín vulgar sanguen, sanguinis, que el Thesaurus Linguae Latinae recoge atestiguada una veintena de veces. El acusativo neutro sanguen pudo evolucionar igual, y como los hablantes del latín vulgar tardío acabaron eliminando todos los neutros y pasándolos a masculinos o femeninos, la variante neutra pudo adquirir un valor femenino e influir sobre la masculina. En castellano antiguo aún queda algún ejemplo de empleo masculino de la palabra.

- Gracias: Helena



Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.

Miembros Autorizados solamente:

 

 

A
B
C
D
E
F
G
H
I
J
K
L
M
N
Ñ
O
P
Q
R
S

T
U
V
W
X
Y
Z

Estas son las últimas diez palabras (de 9692) añadidas al diccionario:
culpable   cobertura   gibón   bengala   odeón   esmero   set   talante   verija   ara  

Estas diez entradas han sido modificadas recientemente:
Benicasim   golpe   anfiteatro   trombosis   termas   circo   orangután   apócope   fondear   taxonomía  
Último cambio: Martes, Septiembre 2 10:22 MST 2014