Etimología de PALADÍN

PALADÍN

La palabra paladín, en origen caballero de palacio de grandes hazañas bélicas y defensor abierto de determinadas causas, y hoy también principal defensor público de una causa cualquiera, es el apócope de paladino. Paladino procede del latín palatinus (palatino, de palacio) que también nos da palatino, pero sufre un cruzamiento con el adverbio latino palam (abiertamente, manifiestamente, públicamente). Es así como el adjetivo paladino adquiere el valor de claro, manifiesto, abierto a todos que encontramos en la famosa estrofa de Gonzalo de Berceo (s. XIII) en los primeros siglos de la literatura castellana:

Quiero fer una prosa en román paladino

en cual suele el pueblo fablar con so veçino

ca non so tan letrado por fer otro latino

Bien valdrá, como creo, un vaso de bon vino.

En esta la expresión "román paladino" es el romance claro, manifiesto y abierto a todos por oposición al latín, oscuro y ya no comprensible para el pueblo, si bien los medios "palaciegos" hablaban romance, mientras los eclesiásticos latín. De modo que "román paladino" significa simplemente castellano.

En paladín también encontramos ese matiz de público o abierto aunque se evidencie más la relación con palatino (de palacio).

El vocablo latino palatinus se deriva de Palatium, nombre de las residencias de los emperadores romanos en Roma, llamadas así por estar edificadas en la cumbre de la colina llamada Palatinus o Palatium, sobre la que se fundó la Roma primitiva en el s. VIII a.C. Aunque la etimología de este nombre es muy discutida, algunos piensan que podría relacionarse con el vocablo latino clásico palatum, que designa al paladar o bóveda de la cavidad bucal, el "cielo" de la boca, y por extensión también a la capacidad del gusto, pero que primero designaba a la bóveda celeste, y así lo usó el poeta arcaico Ennio, por ejemplo, traslación de significado que nos explica Varrón. Este vocablo podría ser de origen etrusco, sobre todo a través de un testimonio que nos proporciona Festo, y sería relacionable con la raíz etrusca falad- (cielo).

En cuanto al adverbio palam, se asocia habitualmente a una raíz indoeuropea *pelə- (extender, llano, extenso), que también genera en latín los vocablos planus, de donde plano, planicie, llano y llanura, y palma (tanto la palma de la mano como la hoja de palmera), de donde palma, palmera y palmiforme.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.