Etimología de SEMELPARIDAD

SEMELPARIDAD

La semelparidad es una forma de reproducción que consiste en que ciertos organismos procrean sólo una vez en su vida y después mueren, opuesto a la iteroparidad, donde sucede precisamente lo contrario.

Este neologismo fue inventado uniendo los siguientes componentes latinos:

  1. El advervbio semel, que significa 'una sola vez', asociado a la raíz indoeuropea *sem- (unido), también vinculado a similis en latín, que significa 'semejante o parecido'.
  2. El verbo parere, con el significado de 'dar a luz', 'parir', relacionado con la raíz *perƏ- (producir, procurar), de donde proceden las palabras vivíparo, ovíparo, nulípara, multípara y otras.
  3. El sufijo de cualidad -tāt (-dad), que vemos en palabras como castidad, obesidad, cavidad, serenidad, etc.

Este tecnicismo fue acuñado por el biólogo evolucionista Lamont Cole en el año 1954.

Existen especies semélparas (que poseen semelparidad) en muy diversos organismos, como arañas, algunas mariposas, cigarras periódicas, el salmón del pacífico. En las plantas, el agave es un ejemplo, pues después de 6 a 12 años de crecer, florece y muere; en realidad las plantas anuales como el maíz, la calabaza, la sandía y el frijol, por citar algunas, pertenecen a esta categoría, pues se desarrollan por unos meses, dan sus frutos y al final mueren irremediablemente.

Fuente:

  • P. Shefferson Richard et al (Editors). 2017. The Evolution of Senescense in the Tree of Life. p. 286. United Kindom.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rodríguez.


Esta palabra es un ejemplo de la ignorancia y la incorrección a la hora de acuñar neologismos científicos, que pueden dar lugar a barbaridades, si quien lo acuña no sabe bastante latín o griego y tiene la petulancia de hacerlo él mismo sin dirigirse a verdaderos especialistas. Semelparidad es una palabra que lo que está diciendo no es "reproducción sólo una vez", sino "igualdad única", "equivalencia única", y todo por no saber hacer las cosas bien. En lenguaje científico siempre hay que respetar lo ya acuñado, y paridad es un tecnicismo ya acuñado que viene del latín paritas, paritatis (semejanza, igualdad, equivalencia), tecnicismo de la economía y de muchos otros ámbitos, que nunca puede significar "acción de parir o reproducirse", que se deriva de par, paris (igual, semejante) y de otra raíz indoeuropea *per(Ə)-2 (asignar, otorgar). Nadie puede inventar un nuevo vocablo "paridad" derivado de parĕre (parir) porque esto contraviene todos los principios del lenguaje científico que ante todo ha de ser unívoco. La acción o cualidad de parir o reproducirse, derivada de parĕre, se dice en latín partio, partionis, o bien parturitio, parturitionis. Con ello la palabra hubiera debido ser semelparción o semelparturición, aunque como no se refiere necesariamente a partos vivíparos u ovovivíparos a los que en lenguaje científico se asocia parĕre, lo estrictamente correcto para poder aplicarlo a cualquier ser vivo con cualquier forma de reproducción, hubiera sido semelgignencia o semelgeneración. "Semelparidad" es absolutamente inaceptable, un barbarismo ignorante, se haya o no se haya extendido o generalizado, pero es un tecnicismo mal construido.

Otro detalle es que la raíz indoeuropea *sem- a la que se vincula semel no significa "unido", sino uno o único, que es diferente.

- Gracias: Helena


El comentario de Helena es acertado, porque conoce bien de lingüística y de cuestiones etimológicas, sin embargo, lo que ella no ha tomado en cuenta es que el término se acuñó en inglés como semelparity, siguiendo las formas y reglas de esa lengua. Por lo tanto, semelparidad sería una barbaridad si se hubiera propuesto en castellano, pero en realidad es solo la 'traducción' de semelparity del inglés al español y así se asimiló a nuestra lengua. Como prueba de ello, se puede leer en este enlace un artículo de la Universidad de Mursia, España (2015-2016), donde se mencionan los términos 'semélparos', 'iteróparos' y 'semelparidad'.

Para acuñar semelparity entonces, el ecólogo estadounidense Lamont C. Cole (1916-1978) tomo del latín el término semel, que significa 'una vez', 'de una vez', relacionado con el adverbio simul ('al mismo tiempo', 'juntamente', 'a un tiempo'), más el radical inglés parous-, que da la idea de parir, dar a luz (como en las palabras inglesas viviparous y oviparous), del latín pario, parere (parir, dar a luz, engendrar), como en español vivíparo y ovíparo. Finalmente, a semelparous (semélparo, también escrito por Cole), le agregó el sufijo inglés -ty, variante de -ity, que en español se traduce como -dad o sufijo de cualidad, por ejemplo, alkalinity (alacalinidad), activity (actividad), popularity (popularidad), charity (caridad), y en este caso, semelparity (semelparidad).

La forma sufijal -ity (condición, cualidad) deriva a su vez del latín -itat, -itas, con la vocal -i-, más -tat-, -tas, como en griego -tet-, -tes, que también indica 'cualidad.

De manera que tal vez Lamon Cole no actuó con tanta petulancia ni ignorancia.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rodríguez.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.