Etimología de EVEMERISMO

EVEMERISMO

La palabra evemerismo designa a una vieja práctica consistente en intentar dar supuestas y forzadas explicaciones racionales a los mitos y viejas creencias populares y religiosas de una sociedad. Es una práctica gestada ya en la antigüedad por gente que no entendía el origen de estas cosas y se produce un forzado intento racional por comprenderlas y explicarlas (lo mismo que pasa con la etimología popular). Se conoce con el nombre de evemerismo, que significa actitud, práctica o creencia (-ismo) de Evémero, porque se representante más destacado fue Evémero de Mesina, escritor helenístico que vivió entre los siglos IV y III a.C., y que inventó un método hermenéutico de teórica "explicación racional" de los mitos, según el cual, por ejemplo, todos los dioses no son más que personajes históricos cuyas acciones basadas en hechos reales fueron mal explicadas o reinterpretadas por la imaginación popular. Aunque los escritos de Evémero se han perdido, los conocemos en parte a través de sus comentaristas. El evemerismo consiste en inventos como cuando Tito Livio, a la hora de narrar la leyenda de Rómulo y Remo alimentados por la loba, intenta explicar el suceso portentoso que entiende como imposible, diciendo que en realidad una prostituta alimentaría a los recién nacidos abandonados, basándose en que en el argot romano se llama lupa a la prostituta, y que la confusión popular crearía el mito. Lo que Tito Livio ignora es que este mito tiene raíces literarias antiquísimas, responde al tópico ancestral presente desde la literatura sumeria de montones de nacimientos de héroes, fundadores y mesías, acorde con la divinización posterior de Rómulo: todos ellos son perseguidos por malvados o fuerzas del mal al nacer, pero la naturaleza, en forma de animales, vegetales u otros recursos, les protege y obedece (el río los salva, la loba los alimenta, son criados en la clandestinidad en un lugar remoto...) y otros mil tópicos más que pueden hallarse en las más viejas mitologías y literaturas de todos los pueblos.

Es lo mismo que pasa hoy en muchas páginas web en general infames que intentan explicar mitos o creencias populares como el vampirismo basándose en la existencia de raras enfermedades sanguíneas, cuyos síntomas además exageran y manipulan, y que provocarían anemias, blancura cadavérica y fotofobia, y "hambre de sangre". Cuando semejante mito está totalmente explicado dentro de la antropología de los mitos. La asociación de la sangre con la vida es tan antigua que hasta deja acuñaciones en el léxico, como exsanguis en latín que significa muerto (pero literalmente "privado de sangre", ya que un muerto no sangra). Tanto es así que en la literatura clásica desde la Odisea a lo que se quiera, están presentes las libaciones de sangre a los muertos para hacer revivir su espíritu cuando se desea contactar con ellos o incluso rendirles un pequeño homenaje de vida. Y ahí se asocia la creencia en espíritus de muertos que son monstruos, generalmente muertos no aplacados que murieron con violencia o se relacionaron con una vida violenta. Existen en el mundo griego y en el romano. Los romanos los llamaban larvas, muertos que no abandonan del todo el mundo de los vivos y obtienen su vitalidad apoderándose de la necesaria sangre que no tienen y chupándosela de noche a niños y doncellas. Las creencias ancestrales perviven en el imaginario colectivo y todo esto continuó sin tino en tiempos medievales, y sobre ello se gestó la leyenda de Drácula sobre un personaje tan sanguinario y violento, que a su muerte pasó, en el imaginario colectivo, a convertirse en el "rey de las larvas" por antonomasia.

Lo mismo verán acerca de la licantropía u hombres-lobo que a veces intentan explicar por ciertas enfermedades mentales o físicas, no entendiendo que si alguien se cree lobo por un desorden psíquico, es por una manía mental debida a la asunción de tal creencia previa, y ni los individuos con mucho pelo corporal o colmillos especialmente puntiagudos, ni tonterías semejantes la han forjado. Ese mito arcadio se basa en Hesíodo y en la transformación de Licaón y sus hijos por parte de Zeus, en una raza maldita de hombres metaforseables en lobos por sus criminales prácticas antropofágicas con niños, creándose así un linaje que sobreviviría a todos los diluvios míticos, y se fundamenta en el ancestral horror al lobo depredador por parte de muchos pueblos ganaderos como los arcadios.

Pero siempre habrá gente por ahí interesada en buscar raros fenómenos reales que justifiquen que todo eso es de base real, y su actitud es puro evemerismo. En el fondo su credulidad y fe en supercherías y leyendas urbanas es mucho mayor que la de quien simplemente acepta estas cosas tal y como son, como producto del pensamiento mítico y su peculiar lógica y habituales tópicos.

Desde la antigüedad, el evemerismo tuvo una notoria continuidad. Por ejemplo bastantes autores cristianos lo aplicaron con objeto de desacreditar y eliminar todas las crencias maravillosas y legendarias propias del mundo clásico, intentando darles explicaciones triviales de cara a la gente, pero se guardaron mucho de aplicar el mismo método a todas las creencias propias, sobrenaturales o milagreras que el cristianismo sustentaba. Después en el Renacimiento y la Ilustración del s. XVIII diversos autores hicieron uso intenso del evemerismo.

El nombre Evémero es simplemente un adjetivo griego transformado en nombre propio, εὐήμερος, que significa que señala un día feliz o afortunado y es sinónimo también de tranquilo, sereno, dulce y apacible.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.