Etimología de ESPUTO

ESPUTO

La palabra esputo viene del latín sputum, "escupitajo" o "salivazo", sustantivo, participio pasado del vocablo latino spuere, "escupir", y alguna vez también con el significado de despreciar o escupir sobre alguien o algo; incluso, se llegó a utilizar para referirse a la acción de alejar algún mal o "escupir la enfermedad" para librarse de ella, ya que arrojar saliva o escupir, según creencias ancestrales se consideraba a veces como una acción o ritual para "deshacerse de algún mal".

El esputo entonces, se puede definir como el material arrojado, desde cualquier porción de las vías respiratorias, que contiene moco, saliva y a veces pus, sangre, fibrina, o productos bacterianos diversos, mediante la acción de toser.

El término fue reintroducido del latín al idioma inglés hacia el año 1690 y parece derivar de la raíz indoeuropea *spyeu,- desde entonces con el significado de escupir o arrojar mucosidad.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rdgz.


No creo que al español la palabra esputo le fuera a llegar por via del inglés. Es un término patrimonial de toda Europa, al estar en la Edad Media los libros de medicina escritos principalmente en latín e ir pasando paulatinamente del latín a las distintas lenguas durante el llamado Renacimiento.

En catalán, por ejemplo, la palabra esput aparece ya usada en el siglo XV en la traducción catalana del famoso Inventarium sive collectorium in parte chirurgicali medicine de Guido de Chauliac, según el Alcover [= Guiu de Chaulhac, Chirurgia Magna, Inventari o Col·lectori en la part Cirurgical de Medicina. Traduït del llatí (1400). Imprès (revisat per Bernat de Casaldòvol, físic, i Jeroni Masnovell, cirurgià.): Barcelona, Pere Miquel, 1492]. Al castellano se había traducido la misma obra más tarde, en 1463, y en la Biblioteca del Escorial se conserva una copia manuscrita [Cirugía de Guido de Cauliaco, Esc. K.II.8] fechada en 1493 donde, en la página 289, aparece la expresión "escupimiento de sangre o esputo sangriento" (citado en Martín Alonso, Diccionario medieval español, Salamanca 1986, pág. 1089). Del hecho de que aparezca antes en catalán que en español (castellano todavía) no se debe deducir que el uno lo hubiera tomado del otro, sino que ambos lo han tomado del latín.

Por cierto, que del latín sputāre, que es un frecuentativo de spuere formado a partir del participio spūtus, -a, -um "escupido" o del sustantivo neutro spūtum "esputo, escupitajo", viene también el verbo esputar, que es escupir un gargajo, pero que se emplea muy poco como verbo en el lenguaje médico por la gran dificultad que entraña la homofonía. Ningún médico estaría dispuesto a someterse a la bronca sobrevenida de preguntarle a una señora "si esputa". Es que hay gente tan malintencionada que por mucho menos te pone una demanda.

- Gracias: Joaqu1n


Mencionar que el término pasó del latín al inglés en 1690, no nos lleva necesariamente a colegir que el castellano y otras lenguas semejantes lo hayan tomado de dicho idioma; ni se hace tal afirmación.

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rdgz.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.