Etimología de EUFORBIÁCEA

EUFORBIÁCEA

La palabra euforbiácea viene del latín científico Euphorbiaceae, familia de plantas dicotiledóneas con alrededor de 7000 especies descritas. La mayoría son árboles y arbustos, y algunas son hierbas. Poseen flores unisexuales, y algunas especies producen látex. Muchas veces se confunden con cactos, porque existen especies con tallos suculentos.

Euphorbiaceae, como familia, fue propuesta por el botánico francés Jussieu Antoine de Laurent (1748-1836) en agosto de 1789, en su obra Genera Plantarum, pero bajo el nombre Euphorbiae. El género representativo Euphorbia ya había sido propuesto 36 años antes por Carlos Linneo (1707-1778) en su Species Plantarum del 1 de mayo de 1753, cuando describió la especie Euphorbia antiquorum (genitivo plural del latín antīquus, 'antiguo', es decir, "euforbia de los antiguos"), en alusión a que existe el nombre del género desde la Grecia antigua, que luego pasó al latín.

Euforbia procede del griego antiguo εύφορβιον = euphorbion, nombre de una planta africana y su látex, probablemente la especie que hoy se conoce como Euphorbia resinifera que abunda en los Montes Atlas y otras regiones de África, utilizada desde la antigüedad como planta medicinal, con propiedades laxantes. Según Plinio, este nombre le fue dado a la planta por el rey de Mauritania Juba II (circa 52 a.C-23 d.C.), en honor a su médico Εύφορβος (Euphorbos), nombre propio al parecer compuesto por eu (bueno, bien) y phorbe (comida, pienso o pasto, del verbo en infinitivo φέρβειν = pherbein, 'apacentar', o φέρβω = pherbo, en primera persona del singular, es decir, 'yo apaciento o alimento al ganado'), lo que nos da algo así como 'buena comida', 'buen pasto', que ha sido motivo para que ciertas fuentes digan que el médico Euphorbos era barrigudo, por lo tanto, era un "hombre bien nutrido o alimentado". Del griego Euphorbion, Euphorbos, el término pasó al latín como euphorbĕa, euphorbĕum (la planta africana, que Plinio menciona en su Historia Natural del siglo I d.C.).

No obstante que parezca algo repetitivo, como un complemento a lo anterior, conviene señalar que *según el diccionario Liddel & Scott & Jones (1996: 737), el sustantivo griego εὐφορβία = euphorbía significa "buena alimentación" y el adjetivo εὐφόρβιος = euphórbios, "el que está bien alimentado". Al fitónimo (nombre de una planta), lo identifican con Euphorbia resinifera, es decir, la planta y su gomorresina, y citan como fuentes primarias a Dioscórides (40-90 d.C., médico y botánico griego) y a Galeno (circa 130-200 d.C., médico griego). El primero dice del euphorbion (3.82) que "es un árbol de Libia de aspecto de cañaheja, que crece en Autololia de Mauritania (población que se sitúa a la altura de la actual Casablanca), lleno de una gomorresina muy acre que los hombres del lugar recolectan con precaución y temor por lo intenso de su quemazón". Por lo tanto, una vez que han atado alrededor del árbol unos odres de oveja lavados, desde lejos con jabalinas abren el tallo. Al momento, como si fuera un cántaro, vierte mucha gomorresina a los odres y salpica la tierra tras ser lanceado (...). Su hallazgo se realizó en tiempos de Juba (antes del año 50 a.C.), rey de Libia.

Así mismo, el *diccionario etimológico griego de Chantraine, s.v. φέρβω phérbō "yo alimento, yo nutro", dice que el nombre de la planta εὐφόρβιον euphorbion, que denomina también a su savia, está derivado del antropónimo (nombre de persona) Εὔφορβος Éuphorbos (de εὔ-φορβος = 'bien nutrido'), habiéndose aplicado a la planta el nombre de su descubridor, tanto si este fuera el héroe troyano como dice Galeno, como si fuera el médico de Juba como dicen Plinio y Dioscórides.

El origen mauritano, con intervención de Juba o no, me parece más aceptable, porque estas euforbiáceas con aspecto de cardones son endémicas de Marruecos y Canarias.

Lo cierto es que Εύφορβος es un nombre mucho más antiguo, que se encuentra registrado en la obra de Homero (hacia el siglo VIII a.C.), donde lo menciona como un personaje mitológico, un famoso guerrero troyano hijo de Pántoo (Panthous). Incluso Pitágoras (569-475 a.C.), fundador de la teoría de la metempsicosis o reencarnación afirmaba que él fue alguna vez Euphorbos, que de troyano pasó a ser jónico y de guerrero se transformó en filósofo.

Para formar entonces el término euforbiácea (Euphorbiaceae), se le agregó el sufijo -aceae que indica 'con la naturaleza de' al género Euphorbia. Traduciendo textualmente el vocablo euforbiáceas como especies de plantas que poseen ciertos rasgos naturales (-aceae) del género Euphorbia.

A la familia de las euforbiáceas pertenecen el ricino (Ricinus communis, del latín, rĭcĭnus = 'garrapata', pero también 'esta planta' por el aspecto de sus semillas que recuerda a este ácaro) y la flor de noche buena, una planta de origen centroamericano, llamada Euphorbia pulcherrima, del latín pulcher, 'mejor que pulcra', es decir, 'hermoso, bello, pulcro', o sea, "euforbia hermosa", por sus llamativas brácteas.

Fuentes:

- Gracias: Jesús Gerardo Treviño Rodríguez.


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.