Etimología de EDIL

EDIL

La palabra edil modernamente se aplica a los concejales o miembros de una corporación municipal. Viene del latín aedilis, nombre de una magistratura o cargo político de la república romana que formaba parte de cursus honorum o escalafón de la carrera política, que en época clásica estaba constituida básicamente por cuatro cargos: cuestor, edil, pretor y cónsul, que necesariamente debían ejercerse en este orden, pues uno se presentaba a las elecciones primero al más bajo, y si era elegido y lo ejercía con bien, podía aspirar a presentarse como candidato al siguiente, y así sucesivamente.

El vocablo aedilis se deriva con un sufijo -ilis de relación, de aedes, nombre que significó templo, pero que primero significaba casa y con más antigüedad recinto donde se encendía el fuego de un hogar, pues este vocablo aedes en origen significa hogar o chimenea y está vinculado a la raíz indoeuropea *aidh- (quemar). Popularmente suele entenderse que el nombre aedilis se deriva de aedes porque uno de los cometidos más importantes de los ediles era supervisar el buen estado de los templos y edificios públicos, pero en realidad parece que no fue así. Existían en Roma primero dos ediles curules (patricios) y dos ediles plebeyos, cuyo número fue ampliado con el tiempo. Suele suceder en los cargos políticos que primeramente los cargos los ocupan los patricios y luego con la igualación jurídica de patricios y plebeyos y el ascenso de los plebeyos al poder, estos van ocupando los cargos o se crean cargos para ellos. Pero en el caso de los ediles esto no es así, y es mucho más antiguo el cargo plebeyo que el correspondiente patricio.

Los ediles plebeyos nacen como un cargo muy modesto allá por el 494 a.C., como secretarios ayudantes de los tribunos de la plebe, cargo recién creado para representar a los plebeyos. Parece que trabajaban en el aedes o templo de Ceres (principal diosa y templo de los plebeyos), situado en el Aventino y que contenía todos los registros y administración de los plebeyos, y como funcionarios de ese aedes concreto fueron llamados aediles (funcionarios del templo). Pero poco a poco el cargo se desarrolla, asume funciones propias y mucho más importantes, y dejan de ser subalternos de los tribunos. Los ediles curules o patricios sin embargo, fueron creados en el s. IV, según Tito Livio, en el 365 a.C., con objeto de resolver un conflicto en la gestión de ciertos juegos o celebraciones públicas, cuestión que siempre tendería a estar más en manos de los ediles curules.

Resumiendo las complejas funciones de este cargo que variaron con el tiempo, diremos que los ediles en general acabaron encargándose de los siguientes aspectos: supervisión y cuidado de la ciudad y sus principales infraestructuras (mantenimiento de edificios, templos, cloacas, acueductos, pavimentación de calles, supervisión del estado de baños, tabernas y posadas y de determinados servicios como el de la extinción de incendios y ciertos controles policiales para el orden público, la limitación de la prostitución callejera, de la usura ilegal, etc.), control y supervisión de provisiones (control de los mercados, de la calidad de los productos, de los sistemas de pesos y medidas y supervisión de la annona, es decir, del suministro de trigo a bajo precio y del reparto gratuito de trigo a los pobres y necesitados) y gestión, organización y subvención de los juegos públicos y espectáculos. Los ediles tenían también capacidad de imponer y decretar multas a quienes incumplieran las normas de todas estas cuestiones urbanas.

En realidad los cargos de edil en Roma perdieron parte de sus funciones con el advenimiento del sistema imperial, sistema en el que aún durarían tres siglos con menos funciones, y propiamente dejaron de existir en Roma capital en el s. III d.C. Tratándose propiamente de un cargo de funciones municipales, existían ediles sin embargo en todas las ciudades del imperio, donde pervivieron como cargo municipal hasta la caída del Imperio romano, y por eso también entre nosotros tiene la acepción de cargo de gestión municipal.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.