Etimología de ÉGIDA

ÉGIDA

La palabra égida es sinónima de especial protección. Estar bajo la égida de alguien significa hallarse bajo su total protección y amparo y supone un uso metafórico del vocablo égida. La palabra, castellanizada por ser femenina en origen con una -a, nos viene del latín aegis, aegĭdis, y este vocablo es préstamo del griego αἰγίς, αἰγίδος ("aigís, aigidos"). Parece que el significado originario de este vocablo pudo ser "piel de cabra", y luego probablemente escudo o coraza hechos con piel de cabra. Pero sobre todo designaba en el campo de lo mitológico-religioso a un potente talismán defensivo-ofensivo. Se trataba de un escudo, en los primeros testimonios propiedad del dios Zeus, fabricado con la piel de la cabra Amaltea, que fue la que amamantó y protegió al dios cuando fue escondido recién nacido en las espesuras del monte Ida de Creta por su madre Rea, para evitar que Crono, su padre, lo devorara. El escudo además era erizado, estaba bordeado de cabezas de serpiente y en su centro se hallaba una cabeza de Gorgona. En la Ilíada se describe que cuando Zeus agitaba este escudo provocaba el terror en medio de las tinieblas con gran aparato de truenos y relámpagos. Después pasó a designar también una coraza del dios con las mismas características. Pero estas armas se asociaron pronto a la diosa Atenea, virgen guerrera e hija favorita de Zeus, que según algunas versiones míticas las recibió prestadas de su padre. En el momento en que estas armas se asocian a Atenea, la presencia de la cabeza de Gorgona o Medusa recibe otra explicación mítica. Sería un regalo del héroe Perseo que, protegido por Atenea que le presta su escudo, logra matar a Medusa y decapitarla, y, finalizadas sus aventuras, entrega el poderoso talismán, apotropaico y espantador de enemigos, de la cabeza de mirada petrificadora de Medusa a su diosa protectora, quien la engasta, bien en su escudo, bien en su coraza (ambos reciben el nombre de αἰγίς, αἰγίδος).

La palabra αἰγίς, αἰγίδος también designa en griego curiosamente al huracán y la tempestad, quizá por los efectos de la égida de Zeus, o quizá porque este nombre, cuyo origen dentro del griego y paralelos son muy oscuros y poco conocidos, tuviera en realidad otro significado primigenio.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.