Etimología de BREÑA

BREÑA

La palabra breña designa a una tierra quebrada entre peñas y poblada de maleza. Pero en las primeras apariciones del vocablo allá por el s. XIV se usaba con el valor de valle alto entre las peñas. Es por eso que lo más lógico es considerar que breña es variante de braña, voz que en España tiene un uso sobre todo en Asturias y Cantabria y que designa los prados o pastos altos situados entre peñas de las montañas Cantábricas, que los vaqueros de alzada aprovechaban sólo en verano, cuando el clima permitía el ascenso y no estaban cubiertos de nieve, y que se aplica también a los poblados de verano, no permanentes, que estos vaqueros establecían allí.

La etimología más aceptada es que braña viene, como breña, del latín *veranĕa, que designaba a los pastos de verano (ver Meyer-Lübke), voz de la que por síncopa se habría generado con la evolución *vranea>*vrania> braña (con cambio gráfico de v a b, dada la imposibilidad gráfica de un grupo vr), lo que habría generado variantes gráficas en latín altomedieval branna y brana de las cuales la segunda, aplicada por relación a la noción de tierra estéril, acaba también refiriéndose a hembra estéril de animal, especialmente la yegua.

La forma veranĕa nacería de un adjetivo veranĕus-a-um, derivado de veranum, en la expresión tardía y vulgar tempus veranum que se atestigua en las glosas y da lugar a nuestra voz verano. El adjetivo latino verānus-a-um, en latín clásico, aunque poco usual, significaba verdadero y es un derivado con sufijo de relación -anus del adjetivo verus (verdadero). Pero en latín tardío este adjetivo se asocia con la palabra ver, veris (primavera), voz que se suele asociar a una raíz indoeuropea *wes-ṛ- (primavera, parte temprana del año), que Pokorny da en la página 1174 y que es la misma que se encuentra en el vocablo del griego homérico para designar a la primavera ἔαρ ("ear"). Es la misma raíz i.e. que dan Ernout y Meillet, De Vaan y otros autores.

Pero es importante ver como un adjetivo asociado con la palabra ver que propiamente es primavera, da nuestra palabra verano. En la lengua rústica hubo una conciencia unitaria de la época del "buen tiempo" y los límites entre la primavera (ver, veris) y el verano (en latín aestas, aestatis, tiempo álgido del calor), parecen difusos y sobre todo la primera parte del verano sigue denominándose ver en la lengua agrícola. Esto acaba generando la necesidad de precisar y ya desde el tratado de agricultura de Catón (s. III-II a.C.), aparece en la lengua rústica la primavera propiamente dicha con la expresión primum ver, cuyo plural neutro es prima vera. Y en la lengua vulgar tardía existían dos expresiones más, una tempus veranum, casi seguramente referida a la primera parte del verano, y tempus aestivum, referida a la época álgida del calor. De la primera procede nuestra voz verano. Y los pastos de las zonas altas, montañosas y frías, que en esa época se aprovechaban sería *veranĕa.

Pero Corominas parece discrepar de todo esto y pone en relación las palabras breña y braña, las formas latinas tardías como branna y brana, y otros vocablos como el francés brehaigne (en origen, tierra estéril, después hembra estéril) voz que en el s. XII era baraine, para inventar e imaginar un supuesto término céltico originario del que no hay ningún indicio, y parece que el CNRTL también considera esta posibilidad, a pesar de que reconoce que la terminación francesa -aigne siempre procede del latín -anea, y de que la forma más primitiva de la palabra que es baraine, también puede explicarse perfectamente a partir de *veranĕa. Lo que sucede es que cuando no se entienden muy bien las cosas, la salida fácil es cargar la responsabilidad a un término desconocido nunca atestiguado.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.