**

Etimología de ESFERICIDAD

-
-

ESFERICIDAD

La palabra esfericidad expresa la cualidad de ser esférico, adjetivo que viene del latín sphaericus, y se deriva de sphaera, palabra tomada en préstamo del griego sphaira (bola, pelota, cualquier cuerpo redondo, también astro o planeta y particularmente globo terrestre). Con la misma raíz tenemos palabras como atmósfera, troposfera, estratosfera, ionosfera, hidrosfera o biosfera.

Siendo esto así, que ya la palabra sphaira se utilizó para designar a nuestro planeta, se puede deducir lo antiguo que es el conocimiento de que el planeta Tierra es una esfera.

En épocas muy antiguas los mitos postularon que la Tierra era un disco plano y el eco de estos mitos todavía se puede ver en los primitivos filósofos jonios de la naturaleza de los siglos VII y VI a. C. Es así como Anaximandro, por ejemplo, postulaba que la Tierra era un cilindro flotante en el aire que tenía una altura que era la tercera parte de su anchura. Pero a partir del s. V a.C., la idea de que la Tierra es una esfera está tan extendida, que hay constantes alusiones indirectas a ello en toda la literatura, sin que nadie sienta la necesidad de pararse a demostrarlo o argumentarlo, lo que indica que era una verdad asumida por cualquier lector o interlocutor. Por poner un ejemplo entre muchos: cuando Platón en el Banquete pone en boca de Aristófanes el gracioso mito del andrógino, dice que según el mito los primeros seres humanos eran dobles y esféricos, hasta que Zeus los partió por la mitad, y que unos eran hijos del sol, otros hijos de la Tierra y otros hijos de la luna, y por eso todos ellos eran redondos, como los padres que los habían generado.

Cuando los griegos y romanos se ponen de hecho a argumentar sobre la esfericidad de nuestro planeta, una de las cosas que nos trasmiten a veces es que es un hecho evidente desde época inmemorial para todos los marinos y navegantes, pues es en el mar, sin montañas ni desniveles en el terreno donde se percibe a simple vista su esfericidad. En efecto, todos los navegantes observan que cuando se acercan a una costa montañosa lo primero que aflora por el horizonte son las cumbres de las montañas, y que van aparentemente emergiendo del agua conforme se van acercando. Que del mismo modo, cuando un navío se aleja, no se ve entero cada vez más pequeño hasta que desaparece (lo que debiera suceder si navegara sobre una superficie plana), sino que va "hundiéndose" progresivamente y desaparece de la vista su casco, mientras aún se ve su mástil y su velamen, que poco a poco va hundiéndose en el horizonte hasta que la punta de su mástil es lo último que se ve. Eso, que sucede en todos los mares donde puedan navegar los marinos, es para ellos la prueba de que navegan siempre sobre una superficie curva.

De hecho fue Aristóteles el primero que en el s. IV a.C. nos trasmite una argumentación completa de la esfericidad de la Tierra con todo tipo de pruebas, como el hecho de que la esfera celeste vista desde la Tierra no es la misma si variamos de latitud, de unos lugares a otros, precisamente porque estamos sobre una superficie esférica, o que la sombra de la Tierra en la luna en el fenómeno de los eclipses es siempre circular, sea cual sea la posición relativa de la luna respecto a la Tierra, y sólo una esfera puede siempre proyectar una sombra circular desde cualquier posición. No sólo eso, sino también explicó la existencia de la fuerza de la gravedad que en cualquier punto del planeta mantiene a sus habitantes "bien pegados al suelo" y surgió el concepto de los "antípodas" o habitantes que pueden vivir en el punto opuesto exactamente al nuestro.

Y se desarrolló en los s. III y II a.C. toda la ciencia geográfica y astronómica de los alejandrinos, en que Eratóstenes calculó exactísimamente el meridiano terrestre midiendo la diferencia de las sombras proyectadas por el sol entre Alejandría y Asuán (llamado Siena) al sur de Egipto, y asimismo el diámetro de la esfera terrestre. Hiparco calculó las latitudes y unos cuantos datos más. Un poco antes que ellos Aristarco de Samos incluso teorizó su modelo heliocéntrico del sistema solar, en que la Tierra sólo era un planeta como los demás que giraba alrededor del sol, modelo que no se recuperaría hasta Copérnico, pues es verdad que pocos lo siguieron y la mayoría de los astrónomos eran geocentristas. Todo el sistema de Ptolomeo que estuvo vigente hasta que lo desbancó el de Copérnico en la Edad Moderna, se basaba en la esfericidad de la Tierra.

Los romanos fueron continuadores de toda esta ciencia, y por supuesto la evidentísima esfericidad de la Tierra está presente en la Historia Natural de Plinio (s. I d.C.) y en otros muchos autores.

Con la caída del Imperio Romano occidental es sabido que para el Mediterráneo Occidental se perdió muchísimo buena parte de la ciencia y los tratados antiguos que la sustentaban. Sin embargo una verdad tan evidente y extendida como que la Tierra era esférica se mantuvo siempre (desde los Padres de la Iglesia a todos los autores que se precien es una verdad reconocida). Es cierto que algún escritor eclesiástico altomedieval se atrevió a ponerlo en duda, sobre todo por el tema de los habitantes antípodas: si era casi imposible llegar a las antípodas, esos hombres debían haberse generado allí sin comunicación con los del otro lado, y esto contradecía el postulado bíblico de que todos los hombres eran hijos de Adán. Sin embargo prácticamente nadie hizo caso de tales argumentaciones.

De hecho, desde época tardorromana y en época carolingia (s. VIII d.C.) era costumbre representar tanto a Cristo, como a los emperadores, sujetando en su mano el globus, también llamado orbis terrarum, una bola que representaba la esfera terrestre y el poder sobre ella de Dios o del emperador cristiano.

Plinio y Aristóteles fueron perfectamente conocidos para los medievales, si bien en la Alta Edad Media de Aristóteles se conocían los escritos humanísticos, hasta que Gerardo de Cremona en el s. XII tradujo los escritos restantes de Aristóteles, así como el Almagesto, con lo cual se pudo disponer de nuevo de sus fundamentales justificaciones científicas. Por otro lado el mundo islámico medieval, que ya antes disponía de estas teorizaciones, siempre creyó también en la esfericidad terrestre.

En definitiva, nadie dudaba de la esfericidad de la Tierra. Siendo esto así, cabría preguntarse por qué no es infrecuente encontrarse personas absolutamente convencidas de una completa falsedad: que hasta que se produjo en el s.XVI la navegación de Magallanes culminada por Juan Sebastián Elcano, y que circunnavegó completamente la Tierra, los humanos creían que la Tierra era plana. ¿De dónde ha surgido semejante despropósito?

Intentando averiguar la base de tal falsedad, en una buena cantidad de páginas web he hallado lo siguiente, que juzgo factible a raíz de lo mucho que se repite o argumenta. Parece que es una leyenda surgida en el s. XIX y que el culpable de introducir tal idea en la imaginación popular fue el escritor Washington Irving, quien escribió una novela titulada "La vida y viajes de Cristóbal Colon", que alcanzó una gran popularidad, pero que no tiene ningún carácter histórico y es una pura fantasía novelada. Allí parece que pinta fantasiosamente a los marineros aterrados amotinándose por creer que navegaban hacia el borde del mundo y que caerían al vacío, cosas todas producto de la imaginación del autor y que jamás se produjeron en la realidad histórica ni se han trasmitido en documento alguno. Pero lo más curioso es que esta novela, que tuvo un éxito enorme en América, parece que ha dado pie incluso a que en los USA, libros de texto de gran tirada repitan estos dislates de la imaginación de Irving, y que seguramente el autor ni siquiera tuvo idea de plantear más que como adornos literarios de un relato novelesco. También en un artículo de Wikipedia sobre la Tierra Plana (que no está nada mal, a diferencia de otros de Wikipedia) se cita incluso uno concreto de Thomas Bailey (The American Pageant). ¡Imagínense el deleznable nivel científico de tales textos que no dudan de hacerse eco de fantasías novelescas, carecen de toda documentación histórica e ignoran toda realidad histórica!. Lo dañino es que han trasmitido estas cosas a posibles estudiantes dándoles la categoría de verdad histórica.

- Gracias: Helena



Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.

Miembros Autorizados solamente:

 

 

A
B
C
D
E

F
G
H
I
J
K
L
M
N
Ñ
O
P
Q
R
S
T
U
V
W
X
Y
Z

Estas son las últimas diez palabras (de 9261) añadidas al diccionario:
catóptrico   reparar   glicina   solo   soteriología   chollonca   lastre   centavo   perforar   horadar  

Estas diez entradas han sido modificadas recientemente:
semicultismo   microbio   parabellum   tricofagia   pugilismo   pandemonio   cómplice   pternalgia   sacerdote   melena  
Último cambio: Viernes, Abril 18 20:11 MST 2014