Etimología de SOLARIEGO

SOLARIEGO

La palabra solariego es un adjetivo derivado de solar, que, a su vez, deriva de suelo. En principio suelo significa la superficie de la tierra, pero también se acota en el significado de la porción de superficie donde se asienta un edificio o una casa y a esa parcela se le llama también solar. Una casa es un edificio donde habitan personas, claro, pero pronto deriva hacia el significado de la familia que vive en una casa y de ahí el conjunto de personas del mismo linaje o la descendencia de los que comparten el mismo origen y apellidos. En este sentido casa se emplea sola ("la casa de Fulano" = todos los descendientes de los Fulano), y con el adjetivo "casa solar" se emplea para la casa original, la más antigua de donde salieron todos los de un mismo apellido. Y usado el adjetivo suelto, sin acompañar a "casa", y sustantivado como solar llega a ser sinónimo de "casa" en este sentido y se dice tanto "la casa de Fulano" como "el solar de Fulano".

En el norte de España en el ámbito rural todavía se ven enormes caserones (casonas, caseríos) de varios pisos en medio del campo, donde vivían, por ejemplo, en la planta baja los abuelos y tíos solteros, en el primer piso unos hijos con sus esposas e hijos y en el segundo piso otros con sus respectivos cónyuges e hijos, de modo que los primos jugaban todos juntos en unas casas que eran casi como aldeas, y a todos ellos los conocían como "la casa de Fulano" o "el solar de Fulano".

La expresión casa solar, se abrevió en solar, y, como esta palabra solar había perdido el antiguo uso de adjetivo y desde hace mucho se usaba ya solo como sustantivo, se sintió la necesidad de formar un nuevo adjetivo, que se hizo sobre solar con el sufijo -iego, resultando solariego. De modo que una casa solariega ahora es una casa solar, el solar de un linaje o el lugar de origen de un apellido.

Hay otro adjetivo solar que viene del sol, se aplica a lo relativo al sol, y esto le permitió a Quevedo hacer uno de sus juegos de palabras. Cuando le vinieron a avisar de que la casa de sus ancestros en el lugar de Bejorís, en el Valle de Toranzo, orilla del río Pas, en Cantabria, se estaba viniendo abajo y ya se le había arruinado el tejado y hundido el techo, dicen que dijo:

Es mi casa solariega

más solariega que todas,

pues, como no tiene techo,

le entra el sol a todas horas.

En Bejorís hace veinte años enseñaban el solar de donde estuvo la casa de los abuelos de Quevedo, hecha hoy un prado verde, y en medio habían puesto una piedra conmemorativa donde se decía que había estado allí la casa y se reproducían esos versos.

- Gracias: Joaqu1n


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.