Etimología de SOBERADO

SOBERADO

La palabra soberado es una palabra que se usa en América y Andalucía para el piso alto de las casas rurales. Se pronuncia normalmente soberao y viene de una aplicación peculiar del sentido del participio sobrado del verbo sobrar, que en última instancia se remite al latín superare y es primo hermano de la preposición sobre.

La parte alta de las casas, cuando el techo se hacía a dos aguas, se podía partir con tablas horizontales dispuestas de pared a pared y aparecía en el hueco que quedaba arriba -en todo lo sobrado- un nuevo piso al que se podía acceder por una escalerilla y había aumentado la superficie habitable de la casa en casi el doble. Por eso el DRAE define sobrado como "desván" en su sexta acepción. Pero la forma con epéntesis de la -e- para deshacer el grupo -br- surgió muy pronto. Comenzó como un šəwá (/ə/) que se fue pronunciando: sobradosobəradosobəradosoberado. Luego la desaparición hispana de la -d- intervocálica hizo aparecer soberao. La forma con epéntesis está registrada ya en el siglo XV, pues la usa Nebrija en 1495: "Algorfa o soberado: contignatio, -onis". Y según el CORDE en el siglo XIV ya aparece en un reparto de herencia de 1348 de Santo Toribio de Liébana (Cantabria): e mas las casas mayores en que morava Iohan Ferrandes Descalante que se tien con casas de Ferrand Yvannes de Pielagos que son de piedra fasta el soberado en que a dies fenestras ("y además, la casa grande en la que vivía Juan Fernández de Escalante, que está contigua con la casa de Fernando Ibáñez de Piélagos, que es de piedra hasta el soberado, en el que tiene diez ventanas").

Esta palabra se ha seguido usando en Andalucía y en América, pero cada vez es más rara, porque, al menos en Andalucía, está asociada a un tipo de casa muy endeble, fabricada por sus propios habitantes, en la que unas meras tablas cerraban el hueco por arriba. Esta casa ya no se ve. Las que había se han ido derribando y se ha construído con otros materiales y otros criterios. Pero en aquella, con su soberao de tablas, se resguardaba apenas la intimidad en el piso alto, porque no te ven y tú sí puedes ver. Una persona desde la alcoba del soberao podía atisbar a través de las tablas del suelo quién entraba o salía. El soberao era el testigo de los juramentos de la pareja pero la intimidad tenía sus límites porque los movimientos que se hicieran arriba podían ser detectados por los que estuviesen abajo.

Algo de esto cuentan las letras de las bulerías que cantaba Pepe el de la Matrona:

¿Dicen que tú vas a hacer,

serranita, lo que yo te digo?

¡las tablitas del soberao

te las pongo por testigo!

Ya está bueno,

carambita con tanto bueno,

que mi Dios te va a castigar

cuando tú hablas de lo bueno

¿de lo malo qué dirás?

Dicen que van a temblar

las tablitas del soberao

porque dicen que van a bailar

Juana con el jorobao.

¿Y yo qué me haré,

tengo el crédito perdío,

cuándo lo recobraré?

Será

una penita muy grande

verte y no poderte hablar.

Alquilo, alquilo,

dos cuartitos alquilo,

que no hay quién se venga

a vivir conmigo.

Pepe el de la Matrona había empezado a cantar de niño, en el siglo XIX, y murió con 93 años en 1980. Tanto tiempo ha pasado desde aquel del soberao que alguna vez cantaores más jóvenes, que no entendían lo que decían esas coplas viejas, han modificado a su antojo lo que habían oído y cantaban "las tablitas del Soberano" (!!!) y ya no sabías si hablaban de un coñac, de un monarca o de una imagen procesional de Semana Santa.

- Gracias: Joaqu1n


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.