Etimología de EPULÓN

EPULÓN

La palabra epulón es un cultismo que califica al que come mucho y se regala mucho, y que viene del latín epulo, epulōnis (banqueteador, comedor, pero en origen, sacerdote que presidía los banquetes religiosos de los sacrificios). La palabra se deriva de epŭlum, que significa banquete público y sagrado que se da en las solemnidades religiosas y que más tarde pasó a designar un banquete funerario o un banquete cualquiera.

El origen de este vocablo es discutido. Ernout y Meillet y Walde-Hoffmann son partidarios de considerar que este vocablo presenta una raíz *ep- que no sería más que la variante en grado e de la raíz indoeuropea *op- (producir en abundancia), que encontramos en el latín ops, opis (recurso, riqueza) y opus, opĕris (obra, trabajo, esfuerzo que proporciona riqueza). Otros más bien consideran la posibilidad de que sea la misma raíz de los verbos apĕre (atar, ligar) y apisci (alcanzar), considerando que el banquete ritual sirve para atar y estrechar vínculos entre la comunidad humana y entre esta y la divina. De Vaan prefiere la segunda opción y propone una formación indoeuropea *h1ep-lo- ya con el valor de ritual religioso.

Como curiosidad, en el evangelio de Lucas, capítulo 16, versículos 19 al 31, se trasmite una parábola famosa, la del rico epulón y el pobre Lázaro. Algunos creen que el rico se llamaba "Epulón" y no es así, simplemente epulón significa banqueteador glotón. Esta parábola es curiosa y narra como un pobre mendigo leproso suplicaba las sobras de la mesa de este epulón sin recibir nada. Tanto el uno como el otro mueren y lo curioso de esta parábola es que mezcla creencias judías y grecorromanas para el mundo del más allá. Lázaro tras su muerte va al "seno de Abraham" que es donde los judíos creían que reposaban las almas justas. El epulón en cambio fue al Hades (el mundo de los muertos grecorromano)y allí sufría tormentos de fuego, por lo cual suplicó a Abraham que le enviara a Lázaro para que mojara la punta de su dedo en agua fresca y le refrescara la lengua. A lo cual Abraham le contesta más o menos que se jorobara, que ahora le tocaba sufrir a él mientras Lázaro alcanzaba su bienestar y su consuelo. Otra cosa curiosa es que de esta parábola, o historieta moral imaginaria, nació la creencia en la existencia de un san Lázaro, protector de los leprosos, y el hecho de que se llame "lazaretos" a los hospitales donde se recluía a los leprosos.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.