Etimología de GRANIZO

GRANIZO

La palabra granizo (pedacitos de hielo que caen del cielo) está compuesta con el sufijo -izo sobre la palabra grano. Este sufijo evolucionó del latín -icius / -itius que indica relación y encontramos en palabras como: chamizo, chorizo, erizo, macizo, mellizo, mestizo, rizo y rollizo. Varias nos vienen a través del portugués, pero Corominas dice que en el caso de granizo, el portugués lo tomó del castellano, "como se ve por la -n- y la -z- sonora".1

La palabra grano viene del latín granun (semilla de cereal, grano). Otras palabras derivadas de granum incluyen granulado, granero, granada, granja, engranaje, granate, granívoro, filigrana, etc.

Fuente:

  1. Diccionario Crítico Etimológico (DVD) - Joan Corominas y José Antonio Pascual - Versión Electrónica - 2012.

El castellano, como otras lenguas romances, ha innovado para expresar la idea de granizo a partir de granum. En realidad en latín el granizo se llama grando, grandĭnis, voz atestiguada desde Plauto (s. III-II a.C.) y granizar es grandinare. Según Meyer-Lübke (REW), en la Romania se detectan derivados de grando, grandĭnis solamente en el rumano grindina, en el italiano grandine, en el sardo randine, en el calabrés grandinu y en el napolitano grannene. El resto de la Romania ha innovado.

Los romanos relacionaban por etimología popular el vocablo grando con el adjetivo grandis (grande), porque suponían que se refería a unas gotas de lluvia heladas que eran más grandes de lo normal. Pero esto no es más que etimología popular. El vocablo grando tiene escasos paralelos en el mundo indoeuropeo, en concreto en el eslavo grandu y en el armenio karkut. Según Ernout y Meillet grando podría ser una formación popular con infijo nasal. En 1984 Schack Rasmusen, que estudia el término lo relaciona con la raíz sánscrita hrād- (resonar), y postula para el vocablo una formación indoeuropea *ghrH3-d-n- sobre el que el latín habría operado una metátesis.

Lo cierto es que en la Romania se innovó en amplias zonas y en la península Ibérica se asoció con la idea de grano, apareciendo granizo en castellano y portugués, en gallego graínzo o saraiba, en francés grêle (del latín gracĭlis, fino o menudo), y las formas catalanas de origen oscuro y discutido calabruix y calamarsa.

Se ha propuesto alguna vez no obstante que granizo pudiera proceder de una posible forma *granditius, derivada de grando. Pero en esa forma, que hubiera dado "grandizo", no es posible explicar la caída de la d, a no ser que la etimología popular lo hubiera asociado a la palabra grano y hubiera alterado la forma, con lo cual estamos en las mismas, habría que asociarlo más a granum que a grando.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior e inferior de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.