Etimología de GRANADA

GRANADA

El nombre de la fruta, granada, viene del latín malum granatum. Malum quiere decir manzana y granatum "con granos". Es decir, es una fruta con granos (semillas) adentro. No confundir este malum con el malus de malo (ver: colapso).

La palabra granatum viene de granum (grano, semilla). De ahí tenemos: granizar, granja, engranaje, granito, granuja, granadero, etc.


El árbol de la granada y su fruto, conocido por muchas culturas desde una muy remota antigüedad y seguramente procedente de Mesopotamia e Irán, fue extendido por el Mediterráneo al parecer por los fenicios, de quienes lo adquieren los romanos, que lo cultivaron en todos los territorios en que la latitud y el clima lo permitía. Es por eso que el nombre del árbol es malus granata o malus punica (de los púnicos, es decir, de los fenicios). No sólo el árbol y sus frutos aparecen representados en frescos pompeyanos y mosaicos de diversos lugares del Imperio romano, sino que era fruto habitual en las mesas romanas. El gastrónomo romano Apicio (s. I d.C.) nos da diversas recetas para conservar frutas de temporada que no siempre tenemos frescas (melocotones, albaricoques, ciruelas, cerezas, higos, uvas, manzanas, moras, etc.), que suelen consistir en sumergir las frutas en un cocimiento de vino y miel, en salmueras, en agua de lluvia reducida por cocción, en mezclas de miel y vinagre (según los casos) y conservarlas así en vasos de vidrio que muchas veces aconseja recubrir de pez y yeso, para evitar la entrada de la luz al producto. En el caso de las granadas simplemente aconseja sumergirlas en agua hirviendo, sacarlas y colgarlas, operación mediante la cual duran mucho tiempo. El zumo de la granada se utilizaba bastante por los romanos como ingrediente culinario y, según Plinio, que atribuye a Demócrito este consejo, mezclado con menta, contra el hipo y los vómitos (20, 149), e incluso a veces como tinte natural. Los romanos asociaban la granada a la diosa Juno, como símbolo de fecundidad por la gran abundancia de granos interiores del fruto, ya que Juno era la diosa del matrimonio y propiciaba la fecundidad de las mujeres.

Entre los griegos la granada también se conoció y se cultivó, sobre todo adquirida por sus colonias en Asia Menor y la medicina hipocrática atribuía a su zumo, entre otras, propiedades febrífugas. En la mitología griega la granada es alimento de ultratumba, asociada al mundo de los muertos y vinculada a Perséfone o Proserpina, quien raptada por Hades y obligada a ser su esposa, quedó fidelizada a él tras consumir unos granos de granada, por eso en parte era un producto tabú, como las habas, y sabemos que por ejemplo en Arcadia se prohibía emplearla como ofrenda para las diosas (Pausanias, 8,37,7) y que las mujeres atenienses evitaban consumirla en el festival religioso de las Tesmoforias (Clemente de Alejandría, II, 16). También es símbolo de la unicidad del cosmos en su multiplicidad, y el mito de Dioniso Zagreo, muerto y resucitado, en algunas versiones indica que la granada surgió de su sangre derramada.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.