Etimología de GREGUERÍA

GREGUERÍA

La palabra greguería se refiere a una especie de aforismo agudo que muestra una visión sorprendente y a veces humorística de la realidad y en cualquier caso original. La greguería combina la metáfora y el humor y es un género creado por el escritor español Ramón Gómez de la Serna (1888-1963), si bien tiene un precedente en las expresiones agudas de diversos escritores mucho más antiguos. Él también dotó de nuevo sentido de la palabra, que ya aparecía mucho antes en el diccionario académico desde 1734, con el valor de confusión de voces incomprensibles, que no se perciben bien o no se pueden entender, y que se formó con un sufijo -ería de actividad o cosa resultante (como en santería o tontería), a partir del adjetivo griego. Para entender esto hay que saber que el adjetivo griego adquiere en España desde el s. XVI al menos un sentido especial. Así como era usual el dominio del latín desde siempre en todas las personas cultas, el griego realmente en España en esa época era accesible a escasísimos eruditos y resultaba incomprensible para la mayoría, hasta el punto de que por ejemplo un eruditísimo helenista valenciano de fines del s. XVI llamado Vicente Mariner de Alagón transcribió él sólo una inmensa cantidad de obras de la literatura griega y las tradujo, con mayor o menor acierto, sin recibir apoyo de nadie, y a su muerte en 1642, legó su inmensa cantidad de obras inéditas que nadie había querido publicar, al convento de los Trinitarios de Madrid en cuyos archivos permanecieron hasta la segunda mitad del s. XVIII en que pasaron a la Biblioteca Real: durante todo este tiempo su obra permaneció intocada bajo un membrete que le habían puesto que advertía: Graecum est, non legitur (Es griego, es ilegible). Una anécdota como esta puede dar idea del escaso conocimiento del griego para la mayoría, y de que popularmente, desde el s. XVI, hablar griego o hablar en griego tenía un valor sinónimo de hablar en algarabía o en jerigonza. Es decir que griego designaba lo incomprensible, bien por ser un griterío confuso, bien debido a lo extraño de las palabras o expresiones contenidas en un discurso.

Es así como con "greguería", Gómez de la Serna parece querer significar algo sorprendente y directamente poco comprensible que hay que analizar al menos un instante para entender. Ejemplos de greguerías son frases como estas: "El agua se suelta el pelo en las cascadas" o "La luna es el ojo de buey del barco de la noche".

La palabra griego viene del latín Graecus. Este vocablo es en realidad un préstamo ilirio y es como los ilirios llamaban a los griegos. La palabra penetró en latín muy tempranamente y en griego también se adquirió después como Γραικός a partir de Aristóteles, si bien en griego se usa poquísimo. Los griegos se llamaron a sí mismos ᾈχαιόι ("achaioi"), es decir, aqueos, en los primeros tiempos de la literatura homérica y las pocas veces que usaban un término común porque no estaban unificados. Después siempre se autodenominaron con el adjetivo ῞Ελληνος, es decir "heleno". La palabra griego responde pues más bien a una denominación de los griegos que emplearon y expandieron los romanos con el latín.

- Gracias: Helena


Avísanos si tienes más datos o si encuentras algún error.


Miembros Autorizados solamente:

 

 


↑↑↑ Grupos Anteriores

↓↓↓ Grupos Siguientes

Los iconos de la parte superior izquierda de la página te llevarán a otras secciones útiles e interesantes. Puedes encontrar la etimología de una palabra usando el motor de búsqueda en la parte superior a mano derecha de la pantalla. Escribe el término que buscas en la casilla que dice “Busca aquí” y luego presiona la tecla "Entrar", "↲" o "⚲" dependiendo de tu teclado. El motor de búsqueda de Google abajo es para buscar contenido dentro de las páginas.